PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un estudio de Stanford demuestra que llevamos los niños al colegio demasiado pronto

H

 

Retrasar la entrada al colegio un año puede tener grandes beneficios

J.C.S.

17 Marzo 2017 12:20

La edad idónea para que los niños comiencen a acudir al colegio lleva años debatiéndose. Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Stanford advierte de que podríamos estar perjudicando a los niños por escolarizarles demasiado pronto.

“Hemos encontrado que retrasar la entrada al jardín de infancia un año reduce los problemas de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en un 73% para los niños con un promedio de 11 años”, explica a través de un comunicado Thomas Dee, impulsor del estudio y profesor de la universidad.

Para la investigación utilizaron los datos de Danish National Birth Cohort (DNBC), una encuesta reciente que incluye información sobre 35.902 niños daneses de entre 7 y 11 años. En Dinamarca, lo habitual es comenzar el colegio en el año natural en que cumplen seis años. Así que los investigadores separaron a los niños según naciera antes y después de la fecha de corte para estudiar los efectos de la edad.

Según explican, cuando se tiene seis años, una diferencia de seis a ocho meses es enorme. De este modo, quienes comienzan con una edad más avanzada muestran un mejor rendimiento psicológico a largo plazo.

“Nos sorprendimos de los resultados. Esperar un año más prácticamente elimina la posibilidad de que un niño de unos 11 años tenga una puntuación más alta de lo normal en hiperactividad y déficit de atención”, comenta Hans Henrik Sievertsen, del Centro Nacional de Investigación Social de Dinamarca.

Pese a que no se ha encontrado una relación estricta entre la edad de escolarización y el rendimiento académico, existen investigaciones previas en las que se explica que los niños que sufren TDAH tienen puntuaciones menores en secundaria.

En Estados Unidos, donde los niños comienzan la edad escolar a los cinco años, existe un mayor porcentaje de niños con TDAH y un menor rendimiento escolar que en otros países como Finlancia y Alemania, donde se comienza la escuela más tarde.

El estudio tiene varias limitaciones. Los niños que entran más tarde al colegio en Dinamarca cuentan con un acceso universal y razonablemente bueno a guarderías, algo que no ocurre en EEUU y otros países occidentales.

Aun así, pone sobre la mesa un debate interesante:

¿Nos estamos precipitando a la hora de llevar los niños al colegio?

[Vía Quartz]

share