Actualidad

En la India no dejan que una niña violada de 10 años pueda abortar

La menor fue abusada repetidas veces por un primo de la madre.

ss ss

En mayo de 2015 Paraguay se indignaba ante la negativa de permitir el aborto de una niña de 10 años violada por su padrastro. Ahora, algo muy parecido está sucendidendo en India. La tormenta mediática se está centrando en una nueva víctima que fue violada, en repetidas ocasiones, por un familiar. El problema es que el centro del debate recae en culpar a los padres por no darse cuenta y no denunciar la realidad de un país en el que cada año las cifras de abusos sexuales a menores de edad no dejan de ascender.

La menor tiene tan solo 10 años y ni siquiera es consciente de su situación. Hace tres semanas comenzó a quejarse de un fuerte dolor de abdomen. Su madre la llevó al hospital para un revisión que acabó siendo la peor de las pesadillas para sus padres. La niña estaba embarazada de 30 semanas. El agresor es el primo de su madre, que según declaró, abusó de la menor en repetidas ocasiones.

La familia ha pedido la interurpción del embarazo, pero el Supremo indio la ha denegado alegando que la niña y el feto no sufren ningún problema de salud y que el embarazo no supone un riesgo para la vida de la menor. El caso ha reabierto un tema tabú en India, donde cada año 45.000 mujeres mueren al dar a luz.

Para las menores de 15 años el riesgo de fallecer es casi tres veces mayor que para las mujeres de 20 años. Los médicos aseguran que el riesgo para una niña de 10 años es incluso mayor. Pese a que los jueces han sido informados de los riesgos, han decidido que la niña siga adelante con la gestación. Los padres, según relata la BBC, están consternados por los hechos y aseguran que no quieren saber nada del bebé que será entregado a las autoridades para su adopción.

La menor no tiene ni idea de lo que le está ocurriendo. Para mantener su inocencia, le han dicho que tiene una piedra en el estómago y que a finales de este mes acabará expulsándola. La niña está ahora embarazada de 32 semanas.

La noticia se ha convertido en una especie de circo mediático donde los periodistas locales esperan cada día a las puertas de la humilde casa de la familia. Haciéndose pasar por trabajadores sociales han entrado en el domicilio para poder hablar con la menor y los padres.

El foco mediático se ha centrado en cómo ha podido ser posible que los padres no se dieran cuenta de que la niña estuviera embarazada ni cómo no pudieron alertar que un familiar estaba abusando de la menor. Los padres se niegan a atender a la prensa después de la caza mediática. De origen humilde, tan solo han querido dejar constancia de la gravedad de los hechos y de la impotencia que sienten tras la negativa del Supremo para permitir la interrupción del embarazo de su hija.

La madre aseguró que en ningún momento tenía constancia de que su primo, el agresor, pudiese haber hecho semejante atrocidad y pide que las autoridades acaben con su vida o que le metan en rejas para toda la vida. Se ha llegado a insinuar que la propia madre habría permitido los abusos. El padre asegura que su hija siempre ha sido de constitución grande y que jamás se podría imaginar que estaría embaraza.

En lugar de centrar el debate en el grave problema que enfrenta India con respecto a los abusos sexuales de menores, donde según un informe de Unicef un menor de 16 años es abusado sexualmente cada 155 minutos y un niños menor de diez cada 13 horas, los medios han preferido centrarlo en una polémica familiar.

El nombre del agresor ha sido difundido y ahora todos los que conocen a la familia conocen la horrible historia por la que ha tenido que pasar la niña. "Solo esperamos que esto no le cree un trauma porque ahora todos saben lo que le ha ocurrido y nosotros intentamos protegerla por todos los medios, pero la publicación de su apellido la ha convertido en un objetivo visible", explicaba el padre a uno de los trabjadores sociales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar