Actualidad

El piloto que atacó el TS de Venezuela reaparece en una marcha de la oposición

El policía golpista hizo un llamamiento a la "autodefensa"

El pasado 28 de junio, pilotó un helicópeto sobre Caracas y su tripulación disparó y lanzó granadas contra la sede del Tribunal Supremo de Venezuela.

Se llama Óscar Pérez y es un golpista opositor miembro de la Brigada de Acciones Especiales de la Policía Científica.

Saltó a la fama. Grabó también un vídeo en Instagram diciendo que formaba parte de "los Guerreros de Dios" y llamó a no reconocer el régimen de Maduro.

Desde el ataque sobre Caracas, estaba en paradero desconocido y bajo la orden de búsqueda y captura por un delito de terrorismo. Este jueves reapareció durante una marcha por los caídos convocada por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Y habló ante los micrófonos de Televisión Española.

Se preguntó: "¿Qué cuidan? El interés y el bolsillo de estos narcocorruptos. Debemos rescatar los valores la moral y las buenas costumbres de nuestro país". 

Clamó: "Ya está bueno. Hoy es el momento, que le están haciendo un homenaje a los caídos. El homenaje no es sólo estar aquí en este momento. El verdadero homenaje es que esta dictadura caiga".

Se dirigió al presidente: "Maduro, tú que has llamado a las armas, estos paramilitares pagados porque sabes que con los votos no vas a ganar nada. Nosotros llamamos a la autodefensa, al artículo 65 del Código Penal, la legítima defensa. Que si tú estás listo nosotros también estaremos listos para defender al pueblo. Que quede claro: daremos hasta la vida si es necesario".

Y agitó a los compañeros de marcha: "Maduro, tu poder se acabó. ¡¿Qué quiere Venezuela?!".

Respondieron varios al unísono: "¡Libertad!".

Desde que el Supremo anuló los poderes de la mayormente opositora Asamblea Nacional a finales de marzo, se encendieron unas protestas que prosiguen ininterrumpidamente. Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes del Estado y la represión han dejado hasta la fecha al menos 94 víctimas mortales.

La última fue una mujer de 55 años de edad que recibió un tiro colateral en la cabeza cuando la policía contenía a los manifestantes en el estado de Lara, en la madrugada del pasado lunes. Ella era ajena a la protesta.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar