PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Quieres darle vidilla a tu calle? Prueba a convertir tu vivienda en un videojuego

H

 

Un desarrollador belga se monta un arcade 8 bits en el ventanal de su casa

Natxo Medina

16 Enero 2014 08:01

Seguro que alguna vez habéis oído hablar de la "gamificación". No es una enfermedad del páncreas, sino una de las tendencias clave para entender hacia dónde van los tiros del nuevo urbanismo tecnológico. Básicamente consiste en entender que cualquier rincón de la ciudad o cualquier momento de la vida urbana puede enriquecerse con un poco de interactividad y juego. Y luego ponerse manos a la obra para diseñar un sistema que nos permita una interacción lúdica entre los peatones y la tecnología en cuestión. A grandes rasgos, convertir la calle en una suerte de videojuego. Por ejemplo, instalando contenedores que retan al usuario o semáforos que te dejan jugar al pong mientras esperas para cruzar la calle.

El programador belga Kris Temmerman ha decidido tomarse el asunto de modo personal y darle un poco de vida a su calle, que encontraba un poco aburrida. Y lo ha hecho poniendo en juego lo que tenía más a mano: su propia casa. Utilizando el ventanal de la planta baja como escaparate, instaló en él una pantalla LCD, y en el exterior, pegados a la fachada, colocó los controles de su juego, unos viejos joysticks conectados a una placa Arduino. Ya tienes montada la juerga.

El sencillo juego al que puede jugar cualquier transeúnte consiste en matar marcianitos, sólo o por parejas. Cada uno de los modos tiene sólo un nivel, ya que la idea es que la gente que pase juegue una partidita rápida y siga su camino. Y lo hacen, vaya si lo hacen. Niños y mayores pasan un rato delante de la pantalla y comparten ese momento en medio de una calle que, por lo demás, parece de lo más anodina. Bien por Temmerman, su idea, su gusto por compartir y la paciencia que hay que tener para hacerse un videojuego totalmente DIY.

share