PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Querida, jugar con Barbie perjudica tu futuro profesional

H

 

Según un estudio, la muñeca influye en las ideas que las niñas tienen de su propio futuro

Carlota Ming

11 Marzo 2014 07:30

Desde su creación hace 55 años, la muñeca Barbie viene siendo el blanco de un montón de críticas. La forma en que sus proporciones monstruosas afectan negativamente a la percepción corporal de mujeres y niñas es el último de los campos de batalla. Hasta le han salido archienemigas.

Sin embargo, una reciente investigación sugiere que las medidas de Barbie no son lo más negativo de la muñeca. Según el estudio “Los chicos pueden ser cualquier cosa: Efecto del rol de Barbie en las cogniciones de carrera de las chicas”, de la Universidad Estatal de Oregon y la Universidad de California en Santa Cruz, la muñeca influye en las ideas que las niñas tienen de su propio futuro.

El experimento realizado fue el siguiente: a 37 niñas de 4 a 7 años de edad se les permitió jugar durante cinco minutos con uno de estos tres juguetes de su elección: una Barbie doctora, una Barbie fashion y una muñeca Señora Potato (esta última con un atractivo sexual poco normativo).

Después del tiempo de juego, se les mostraron diez fotografías de distintas profesiones y se les preguntó cuántas creían que podrían realizar ellas de mayores. Las niñas que jugaron con la Señora Potato dijeron que podían hacer los mismos trabajos que los chicos que también participaron en el estudio, pero las que lo hicieron con Barbie (incluso las que jugaron con la Barbie Doctora), se vieron a sí mismas con menos posibilidades de carrera que los chicos. “Tal vez Barbie puede ser cualquier cosa, como la publicidad de esta muñeca sugiere, pero las niñas que juegan con ella no podrán aplicar esas posibilidades a sí mismas", explica Aurora Sherman, una de las coordinadoras del estudio.

A pesar de tener una incidencia reducida, esta investigación supone un primer paso sobre el análisis de los efectos de la sexualización precoz, vinculada a los estereotipos propuestos por juguetes como Barbie, sobre las expectativas y comportamientos sociales femeninos.

share