PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Hay que amar a Las Putas Babilónicas, el primer colectivo de estudiantes homosexuales de Chile

H

 

Su lema es “una revolución sexual para la revolución social” y son el futuro del movimiento activista LGTB chileno

Marta Delatte

16 Enero 2014 08:25

“Decidimos vengarnos de tantos años de injusticia social y salir del clóset con escándalo para que nadie tuviera duda que habían homosexuales en el colegio”. Así lo explica uno de los tres cabecillas de esta maravillosa iniciativa salida de las aulas de teatro del colegio José Victorino Lastarria que desde hace unos meses se está expandiendo por otros colegios y tomando forma de caballo de Troya. Ellos sienten que la ley Zamudio es un placebo para el movimiento homosexual y detestan a Pablo Simonetti (escritor chileno, activista y presidente de la fundación iguales) y quieren un movimiento LGTB que los represente a todos.

Lo primero que hicieron Las Putas Babilónicas fue agruparse en una buena manada y alimentar su mente, leyendo a Michel Focault y Beatriz Gimeno y discutir sobre teoría Queer, sociología sexual y literatura homosexual. Poco a poco consiguieron el respaldo gran parte de los estudiantes del colegio, y su iniciativa de transformar los deberes en posibilidades de profundizar en cuestiones de género los llevó a impartir talleres en otros colegios.

No todos en Chile ven con buenos ojos la iniciativa (conservadores los hay en todos lados), pero a Las Putas Babilónicas les va la disidencia sexual y han llegado para quedarse.

share