PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

"Estatus de asentado": el permiso que necesitan ahora los europeos que vivan en Reino Unido

H

 

Theresa May establece que los comunitarios necesiten un permiso especial para residir dentro de las fronteras del Reino Unido postBrexit

alba losada

27 Junio 2017 13:07

Ya se avista cuál será el futuro de los ciudadanos europeos en el Reino Unido después del Brexit.

Ayer lunes el Gobierno británico publicó un documento de 15 páginas que acompañó a la primera ministra, Theresa May, en una sesión parlamentaria en la que ofreció algunos detalles sobre cuáles serán los derechos de los ciudadanos europeos que tengan la intención de permanecer en el país.



Los más de 3 millones de ciudadanos de la Unión Europea (UE) residentes en Reino Unido tendrán que solicitar un documento de identificación, que demuestre que gozan de una nueva categoría llamada "estatus de asentado", para tener "permiso indefinido para residir en Inglaterra". Sin embargo, las 150.000 personas que hicieron la gestión previamente al rellenar un documento de 85 páginas, tendrán que volver a solicitarlo y abonar de nuevo el importe que se especifique.

Aquellos que consigan hacerse con el nuevo estatus, podrán tener un empleo, acceder a ayudas públicas y solicitar la ciudadanía británica. También conseguirán mantener parte sus derechos, como tener acceso a la seguridad social y a las prestaciones sociales.

EU flag flying near the Houses of Parliament

                                                                                                                                                                      Associated Press (AP)

Pero habrá otros que les serán arrebatados. Algunos son aspectos clave para el bienestar de cualquier ciudadano, como la asistencia médica y los derechos laborales, que aún están a la espera de ser negociados. También se podrían perder el derecho a voto en las elecciones locales británicas y la protección del Tribunal de Justicia Europeo, ya que el documento rechaza su validez en el Reino Unido.

May garantizó ayer que no habrá rupturas familiares alegando que las personas que consigan el "estatus de asentado" "podrán traer a miembros de su familia en las mismas condiciones que los ciudadanos británicos". Pero no alertó de que la condición es contar con unos ingresos mínimos de 18.600 libras, por lo que no será un derecho del que pueda gozar cualquiera.

Sin embargo, para llegar a este estatus especial, se deberá demostrar que se ha residido en el país durante al menos cinco años. Para aquellos que lleven menos tiempo pero llegaron antes de una fecha límite, aún no establecida, solo tendrán la opción de solicitar la residencia temporal y, al cumplir los cinco años, podrán solicitar "el estatus de asentado".

Las medidas del documento que cambiará el futuro de cualquier residente no británico en el Reino Unido, no fueron bien recibidas la semana pasada, cuando se adelantaron algunos detalles, ni ayer. Así lo expresó en Twitter el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, denunciando que " "El objetivo de la UE es el mismo nivel de protección que bajo la ley europea. Es necesario que haya más ambición, más claridad y más garantías que las de la propuesta británica de hoy".


share