PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Posiblemente esta sea la entrevista más tierna de la Historia

H

 

El actor Channing Tatum ha sido entrevistado por una chica con autismo y esto es lo que ha pasado

PlayGround

06 Mayo 2016 14:50

Carly Fleischmann no es la típica entrevistadora. Para empezar, no puede hablar. Fleischmann es una joven de 21 con autismo no verbal, es decir, durante toda su vida ha estado sin articular ni una sola palabra.

Sin embargo, su condición no le ha impedido entrevistar a su ídolo, el ícono hollywoodense Channing Tatum, conocido por películas como Los odiosos ochoFoxcatcher o Magic Mike XXL.

Durante los 7 minutos que dura la entrevista, Carly ha sido capaz de hacer reír incansablemente al actor mientras tecleaba sus preguntas, que luego un ordenador reproducía en voz alta.

Desde el primer momento, entre Channing y Carly se crea un ambiente tan afectuoso que la sensación general es la de que el actor nunca se lo había pasado tan bien en una entrevista.

"Has sido stripper, policía, agente secreto, novio para muchos, y pronto dejarás a tu mujer para estar conmigo", comienza tecleando Fleischmann al inicio de la entrevista

"Has sido stripper, policía, agente secreto, novio para muchos, y pronto dejarás a tu mujer para estar conmigo", comienza tecleando Fleischmann al inicio de la entrevista.

"¿Saldrías con una persona de 21 años con autismo", pregunta Carly. "Sí, con el permiso de mi mujer", contesta el actor, a lo que la joven replica: "De acuerdo, mis abogados ya están trabajando en los papeles del divorcio".



La entrevista, que inicia un programa llamado Speechless with Carly Fleishmann, ha sido otra más de las sorprendentes demostraciones de talento y talante de una joven que consigue llevar una vida prácticamente normal pese a tener autismo.

Después de diagnosticarle el trastorno, los médicos dijeron a los padres de Carly que su hija nunca desarrollaría una capacidad intelectual superior a la de un niño pequeño. Para la sorpresa de todos, un día Carly cogió el ordenador portátil de sus terapeutas y escribió: ¡Ayudadme, los dientes me duelen!

Carly comenzó a escribir lo que sentía y a contar lo que llevaba por dentro gracias a la ayuda de un teclado y un ordenador que reproduce oralmente todos sus textos.

Después de diagnosticarle autismo, los médicos dijeron a los padres de Carly que su hija nunca desarrollaría una capacidad intelectual superior a la de un niño pequeño. Para sorpresa de todos, un día ella cogió el ordenador portátil de sus terapeutas y escribió: ¡Ayudadme, los dientes me duelen!

Esta capacidad fue desarrollada con el tiempo hasta tal punto que la joven ha llegado a impartir conferencias y a publicar un libro titulado La voz de Carly, rompiendo las barreras del autismo en el que revela algunas incógnitas del aún desconocido mundo del autismo.

La naturalidad y el humor de Carly, plasmada en el tierno vídeo, que ya se ha hecho viral con más de 2 millones de reproducciones, vuelve a confirmar que el autismo no es discapacidad y que incluso las barreras más altas pueden saltarse si uno cuenta con el suficiente impulso.


share