PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Se llama Portia y es una araña con superpoderes (y no, no es una manera de hablar)

H

 

Para empezar, es un genio

Elena Rue Morgue

05 Julio 2017 06:00

Portia, además de tener un nombre bastante chulo (como de institutriz que al final de la película no resulta ser tan mala como parecía al principio), es una araña (concretamente, un tipo de araña con 17 subtipos diferentes) que tiene 3 superpoderes que ni tú, ni yo, ni nadie que conozcas tiene:

1) Puede hacer saltos increíbles

 ¿Recordáis el parkour? Sí, aquellos chavales dando saltos y volteretas por la ciudad que, por cansinos, ahora ya no impresionan a nadie. Portia puede saltar 50 veces la longitud de su cuerpo como quién no quiere la cosa. Vamos, que se caga en el parkour sin pestañear. A ver, que tampoco tiene párpados para pestañear, pero ya tu sabes.

[Vídeo relacionado]



2) Tiene una visión privilegiada

Poco importa que te hinches a comer zanahorias, que leas con una luz de puta madre o que no quemes tus ojos delante de la pantalla del ordenador o del móvil (como estás haciendo ahora mismo, ejem) permanentemente, nunca tendrás la vista de Portia. Para empezar, tiene 8 pares de ojos que le permiten ver a 360 grados a su alrededor. Además, utiliza un complejo sistema de visión en el que intervienen varias capas de retina. Algunas reciben imágenes enfocadas, y otras desenfocadas. Este desajuste es el que le permite calcular la distancia a la que se encuentra su presa.

3) Es un genio

¿Te crees muy lista porque una vez llegaste a la segunda sala de un "scape room" con tus compañeros de oficina?. Portia ella solita tiene más estrategia que toda una brigada de la segunda guerra mundial puesta hasta arriba de metanfetamina. Se alimenta de arañas el triple de grandes que ella y ello la obliga a estrujarse el cerebro. Tal y como explica el siguiente vídeo de la BBC, la Portia es capaz de crear un mapa en 3D de su entorno y elaborar planes de ataque de lo más complejos, ya sea descolgándose sigilosamente por encima de su víctima o haciéndose pasar por un presa para atraer a las otras arañas.




share