Actualidad

Popkomm se despide

La feria musical berlinesa deja de celebrarse

A recordarnos que la industria musical tradicional atraviesa horas bajas llega el anuncio del Popkomm. La que fuera una de las ferias musicales -amén de festival y foro de discusión con una destacada influencia en el ámbito político- más importantes del mundo, anuncia su final. Final al menos en su forma conocida, porque en su sitio web puede leerse un “Actualmente, Popkomm se encuentra en fase de reorientación conceptual” que deja una puerta abierta a su regreso en el futuro en algún otro formato.

Popkomm llevaba un tiempo sufriendo las inclemencias que atraviesa el mercado musical. Ya en 2009, conscientes de que eran tiempos de vacas flacas para muchos de los agentes del sector, los responsables de la feria discográfica berlinesa decidían dejar su marca en barbecho durante una temporada con la intención de volver en 2010 haciendo gala de nuevas fórmulas y nuevos impulsos. Dos años después, Popkomm GmbH (la empresa organizadora del evento) ha decidido tirar la toalla después de ver como sus números descendían estrepitosamente. En 2008, sin ser una de sus ediciones más exitosas, fueron más de 840 las empresas relacionadas con el sector musical (desde sellos discográficos, distribuidoras, editoriales o promotoras de conciertos hasta estudios de grabación y postproducción, productoras cinematográficas, empresas comercializadoras de videojuegos o compañías relacionadas con el desarrollo de contenidos de entretenimiento para tecnologías móviles) que exhibieron sus productos o servicios en Popkomm, atrayendo la atención de más de 14.000 visitantes profesionales procedentes de una cincuentena de países. En 2011 fueron sólo 400 exhibidores, cayendo la cifra de asistencia profesional hasta los 5.000 visitantes.

Según recoge Billboard, eran muchos los que contaban con el final de Popkomm. Bernd Hocke, director del sello Edel, opina que “el concepto del Popkoom era demasiado amplio y superficial como para poder superar la coyuntura. Como plataforma tienes que ser más específica”. Rolf Budde, miembro del consejo supervisor de la GEMA (la principal sociedad de gestión de derechos de autor en Alemania), ha llegado a afirmar que la feria “estaba ya muerta antes de que decidiera mudarse de Colonia a Berlín en 2004, porque por aquel entonces el negocio musical ya estaba sufriendo problemas estructurales. La industria ya no tiene el dinero para alquilar grandes centros de convenciones. Hoy lo único que quieres es ver y conocer bandas interesantes. La Berlin Music Week es el formato adecuado”.

Budde señala así la nueva pujanza de la Berlin Music Week, nacida precisamente en 2009 aprovechándose del vacío dejado aquel año por la no celebración del Popkomm. Mientras tanto, el Reeperbahn Festival de Hamburgo ha ido ganando posiciones desde su nacimiento en 2006 hasta convertirse en el evento de referencia para la industria musical alemana y sus interlocutores internacionales. En medio de ese escenario, al Popkomm no le queda más remedio que la “reorientación conceptual”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar