PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Escondan a sus niños: vuelve el clásico del cine que aterrorizó a la generación Nintendo

H

 

Sam Raimi dirige el remake de la mítica 'Poltergeist', y ya tenemos tráiler con el que fliparnos

Natxo Medina

07 Febrero 2015 08:35

Ser joven y cinéfilo en los 80 debió de ser una gozada. Aquella década fue la última época dorada de un Hollywood que facturaba entretenimiento para todos los públicos sin sacrificar la calidad ni la imaginación. Un extraño momento en el que se pudo hacer cine fantástico o de terror con grandes presupuestos y a la vez crear películas con encanto, que hacían a los chavales soñar... O en el caso de Poltergeist, estrenada en 1982, tener pesadillas.

Producida por Steven Spielberg y dirigida por un joven Tobe Hooper que todavía tenía reciente su brillante Matanza de Texas, Poltergeist es probablemente la película de terror más aterradora y querida de aquella década. Contaba la historia de la familia Freeling, que llevaban una vida tranquila en su barrio suburbano de California, hasta que a la pequeña Carol Anne le dio por hablar con la tele. Al otro lado de un canal muerto, vivían unos seres que estaban a punto de cambiar la vida de la familia para siempre (y a peor).

33 años después, la personalidad de la película sigue intacta. Pero por alguna razón, alguien pensó que le hacía falta una nueva vuelta de tuerca. Así que sin hacer demasiado ruido llega una nueva versión del clásico, con su correspondiente tráiler.

Y como fans, primero nos alegramos. El avance promete unos cuantos momentos espeluznantes y con pintaza, pese a que tiene esa manía de los tráilers actuales de contarte toda la película y no dejarte imaginar. Pero después, en frío, una pregunta se queda en el aire como un moscardón: ¿estará el nuevo Poltergeist a la altura del mito? ¿O será un nuevo intento fallido de un Hollywood empeñado en actualizar películas que amamos quitándoles por el camino toda la gracia?

Por un lado, de momento lo que hemos visto no aporta casi ninguna novedad con respecto al original. Ahí están el payaso malévolo, el tecladillo Casio que se enciende sólo, la niña que vuela, la tele con fantasmas o el árbol asesino. Además, los elementos nuevos que propone, como cambiar a la encantadora Zelda Rubinstein por Jared Harris no nos acaban de convencer.

Por otro lado, si tuviéramos que elegir a un solo director del Hollywood actual que pudiera tomarle el relevo a Tobe Hooper, Sam Raimi no sería una mala opción. Es un veterano que empezó también metido en el terror de bajo presupuesto y ha dirigido unos cuantos clásicos del género. Y aunque también ha parido engendros como Spiderman 3 u Oz, un mundo de fantasía, sabemos que conoce los mimbres que sostienen una buena película que vaya más allá de los cuatro sustos de turno. Al fin y al cabo es el tipo detrás de Evil Dead y Darkman.

Ahora está por ver si es capaz (o le dejan) hacer una película que esté a la altura del mito. Una actualización inteligente que traslade a 2015 ese "nosequé" del clásico y no nos deje con el mismo mal sabor de boca que cuando vimos remakes como los de La Matanza de Texas, La Última Casa a la Izquierda, o Pesadilla en Elm Street.

Mientras tanto tened cuidado con los armarios. Y si estáis buscando casa, aseguraos primero que bajo los cimientos no descansa ningún espíritu con ganas de bronca.


Es difícil estar a la altura de un mito, y más cuando en 2015 la realidad da más miedo que la ficción



share