Actualidad

Uno de los últimos bosques vírgenes de Europa está siendo destruido

Se han talado árboles de más 100 años de antigüedad que pertenecían a áreas protegidas

Al bosque de Bialowieza, uno de los últimos vírgenes en Europa que alberga grandes ecosistemas milenarios, se le está matando indiscriminadamente. Defensores del medio ambiente y científicos advierten que se va a llegar a 'un punto de no retorno' en medio de tanta destrucción y señalan que es el propio gobierno polaco el culpable de su asesinato.

Tras un año en que las autoridades levantaron la prohibición de talar en regiones que alojaban a los árboles más ancianos y se legalizó triplicar la actividad forestal, se teme un colapso del que sea imposible recuperarse.

El Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS) permitió la tala masiva alegando que era una medida para acabar con la plaga de escarabajo que daña la corteza y que lo que se hacía era "reconstruir" el bosque. Sin embargo, los conservacionistas remarcan que la reserva protegida dentro del bosque está sobreviviendo sin cortar ningún árbol y subrayan que se estaría sacrificando para beneficiar a la industria forestal.

Bialowieza, que fue declarado Reserva de la Biosfera en 1976 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979, posee una reserva protegida que solo representa el 17% de su extensión, quedando unas 40.000 hectáreas a disposición del hacha que los tira abajo.

Entre los árboles de bosque de Bialowieza pasean especies como bisonte europeo

Según recaba The Guardian, la actividad forestal estatal genera ingresos anuales de 1,39 billón de euros, "controlando el 96% del mercado de madera polaco que proporciona la materia prima para exportaciones anuales de madera, papel y muebles por casi 11 billones de euros".

Periodistas del periódico británico, tras sucesivas visitas al bosque, confirman las acusaciones realizadas por los conservacionistas: que la tala se está saltando incluso la prohibición polaca y europea y hay árboles que pertenecían a áreas protegidas con más de 100 años de antigüedad que se han cortado y llevan inscritas señas comerciales.

La Comisión Europea amenaza con presentar una denuncia contra el gobierno polaco en la Corte Europea de Justicia. Los activistas temen que quede en nada y que ya existan daños irreparables en un bosque único en el continente.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar