Actualidad

Polaroid se reinventa y se apunta a saturar el mercado digital

Su nuevo invento llega en un momento en el que cámara y smartphone cada vez son más lo mismo

Vivimos en época de convergencias tecnológicas, de sinergias, de coworkings, de fusiones, de tweetdecks, de teles que son ordenadores y ordenadores que son cajeros automáticos. En estos días dominados por el discurso de la conectividad y el social media lo único que parece separarse cada vez más son las clases sociales. Todo lo demás tiende a integrarse. Así, a nivel doméstico, muchos de nosotros al pensar en hacer una foto ya pensamos directamente en coger nuestro smartphone. Luego le pones un filtro a tu antojo, lo compartes y a correr. El aumento exponencial en la calidad de las lentes y los sensores de los teléfonos hace que ahora mismo cualquier iPhone haga mejores fotos y videos que muchas cámaras digitales compactas.

En este contexto, ¿qué sentido tiene sacar al mercado una nueva minicámara digital que además se parece sospechósamente a otros productos que llevan en el mercado la tira de tiempo? En concreto hablamos de la C3, una de las nuevas cámaras diseñadas por Polaroid, que acaba de presentar en sociedad (aunque tardará en salir al mercado) en el marco de la feria teconológica CES 2014.

Se parece sospechosamente a las cámaras GoPro, esos aparatos que tanto gustan a los adictos a los llamados deportes de riesgo, pero no alcanza sus prestaciones. Eso sí, es muy pequeña y cuca. Un dado que cabe de sobra en la palma de la mano, que te permite grabar video y hacer fotos a una resolución de 1280x720 (HD, más o menos) y que viene en distintos colores, decorada con las características rayas de la marca.

Seguramente sea eso, una cuestión de extender su estética, o de reforzar su branding, lo que haya llevado a los responsables de la marca a diseñar este nuevo dispositivo. Su lanzamiento no puede entenderse desde un punto de vista tecnológico, aunque suponemos que a Polaroid le interesa ir abriéndose camino en el mundo digital y, de paso, ganarse a unos cuantos usuarios de esos obsesionados con la estética vintage de sus cacharros. Renovarse o morir, dicen. Aunque eso signifique seguir saturando el mercado de productos efímeros en una guerra perdida de antemano.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar