Actualidad

Placer 2.0: el futuro de los juguetes sexuales está en el crowdfunding

Los vibradores del mañana no necesitan a los bancos, se financian gracias a sus usuarios

La industria de los juguetes sexuales vive el mejor momento de su historia. La evolución tecnológica está dando pie a dispositivos cada vez más sofisticados, se pueden comprar vibradores en centros comerciales e Internet permite que cada vez sea más fácil adquirirlos con discreción. Como resultado, su volumen de negocio de más de 11.000 millones de euros al año. Sin embargo, las start-ups dedicadas al desarrollo de juguetes sexuales innovadores tienen problemas para financiarse.

“El mercado está en plena ebullición, y los juguetes sexuales se han vuelto definitivamente mainstream, pero a los inversores y a los bancos todavía les asusta unirse a ello”, decía Lux Alptraum, responsable de la web de “cultura sexual” Fleshbot a Newsweek. El problema suele ser que, aunque los inversores crean que están ante una buena oportunidad, están demasiado preocupados por lo que otros pensarán de ellos. “La mayoría de gente no piensa que los vibradores sean un tabú, pero creen que los demás sí lo piensan”, apuntaba Brian Krieger, fundador de la start-up de juguetes sexuales Minna Life, a la misma revista. Una contradicción que, en última instancia, acaba provocando la frustración de aquellos que tienen buenas ideas.

Financiación colectiva

 Lux Alptraum

La solución a este obstáculo podría estar en el crowdfunding. “El crowdfunding permite que los desarrolladores de juguetes sexuales obtengan el dinero que necesitan para producirlos conectando con la audiencia que se beneficia de su trabajo”, ha dicho recientemente Lux Alptraum a Salon. Alptraum es una periodista especializado en sexo que ha participado en desarrollo de Ambrosia Vibe, probablemente el juguete sexual más sofisticado del momento. Se trata del primer consolador con arnés biónico del mundo: vibra en respuesta al tacto. A día de hoy, Ambrosia Vibe ha recaudado 16.816 euros en la página de crowdfunding Indiegogo, y todavía tiene 30 días para alcanzar su objetivo de 23.600 euros. Todo indica que los conseguirá.

Vídeo

Kickstarter, la plataforma de crowdfunding más importante del mundo, rechaza financiar juguetes sexuales, pero los números demuestran que es una estrategia equivocada. En 2012, una campaña de la marca de vibradores Vibease para crear un vibrador controlado por una app consiguió más de 96.000 euros en Indiegogo: su objetivo inicial era únicamente de 11.000 euros. Un año antes, el proyecto de Crave Innovations para desarrollar un vibrador que también funcionara como lápiz de memoria fue rechazado por Kickstarter, por lo que la empresa lanzó una campaña en la ya extinta plataforma CKIE con el objetivo de conseguir 11.000 euros en seis semanas. Acabaron consiguiendo más de 70.000.

Hace solo unos días que terminó la campaña de Autoblow 2 en Indiegogo. Presentado como el “simulador de sexo oral robótico más realista del mundo” recaudó 206.543 euros en menos de dos meses. Indiegogo, pues, se ha convertido en la gran rampa de lanzamiento de los jueguetes sexuales de nueva generación. Ahí han conseguido financiación Minna Limon, el “vibrador para parejas más potente del mercado”, Revel Body, un “vibrador sónico” que ofrece el triple de potencia que uno de tradicional y OhMiBod, un vibrador equipado con wi-fi que permite “darle placer a tu pareja desde cualquier lugar y momento”. No solo han conseguido su objetivo de dinero, sino que en algunos casos lo han duplicado o, incluso, triplicado.

Vídeo

Los juguetes sexuales nunca habían estado tan aceptados en la sociedad. Tanto que sus creadores pueden pedir financiación directamente a sus potenciales clientes y superar todas las expectativas. Puede que los inversores tradicionales todavía se muestren reticentes, pero si la demanda sigue creciendo es cuestión de tiempo que reclamen su porción del pastel. Al fin y al cabo, el dinero siempre acaba por imponerse a los tabúes. Y, aún así, puede que ni siquiera sea necesario. Las buenas ideas, sean en el campo que sean, se bastan con el crowdfunding para escribir su futuro.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar