Actualidad

Los talibanes querían que se estrellara, pero ahora es la primera piloto del nuevo Afganistán

El camino de Niloofar es duro: han despedido a su padre, han disparado a su hermano y grupos fundamentalistas la amenazan de muerte

Cuando Estados Unidos obligó a Afganistán a aceptar mujeres en el ejército, gran parte del país criticó duramente la medida.

A Niloofar Rahmani, de 23 años, sin embargo, esto le ha permitido cumplir su sueño. Después de haber querido ser piloto durante toda su vida, sintió que volar estaba más cerca que nunca.

En 2013, con solo 21 años, se convirtió en la primera mujer piloto de de la fuerza aérea afgana tras la caída del régimen taliban en 2001.

Llegar hasta ahí fue, más que difícil, muy duro, tal y como ha relatado en una entrevista concedida a Al Jazeera.

Desde el momento en que voló por primera vez sintió cómo las críticas le llegaban como disparos hacia las turbinas de su avioneta. Sintió esa animadversión especialmente en su primer vuelo en solitario. Compañeros, familiares y ciudadanos de todo el país acudieron al histórico evento. No todos le deseaban suerte a Niloofar.

Muchos afganos querían que estrellara el avión

“Creo que todo el mundo salió para ver si iba a meter la pata, incluso querían que estrellara el avión. El mayor apoyo me lo dio un comandante de Estados Unidos, pero las personas mi país no estaban de mi lado”, relata Rahmani.

Loading the player...

El vuelo salió bien y esto solo agravó las críticas. “ Algunos me acusaban de ser una prostituta o una drogadicta por el mero hecho de estar en el ejército”, explica.

Una fotografía que se hizo tras completar el vuelo se hizo viral... de la peor de las formas. En la imagen aparecía con dos mujeres –una americana y otra británica–, celebrando su graduación como piloto del ejército. Muchos afganos dijeron interesadamente que quienes rodeaban a Rahmani eran hombres e insinuaron que había conseguido tal logro gracias a favores sexuales.

El acoso llegó directamente a su Facebook. En sus fotografías se pueden leer comentarios como “ Es una puta” o “ Muerte a esa chica que dice ser musulmana”.

Pese a las intenciones de Estados Unidos por normalizar la situación –incluso han dado la orden de que durante los próximos años el ejército afgano esté compuesto por un 10% de mujeres, medida que supera a países como Noruega o Dinamarca–, la parte más conservadora de la sociedad afgana no estima a Rahmani.

Aquí piensan que las mujeres deben quedarse en casa

En nuestro país piensan que las mujeres tienen que quedarse en casa. Creen que las mujeres son físicamente débiles y no se les debería permitir hacer cierto tipo de tareas”, cuenta Rahmani.

La primera piloto de ala fija en la historia de Afganistán ha llegado a recibir amenazas telefónicas de muerte y cartas de talibanes diciéndole que se fuera volando de su país o se enfrentaría a sus hombres. La propia familia lejana de Rahmani ha criticado a su familia cercana una vez tras otra. Ahora, deben cambiar de casa cada dos meses por su propia seguridad.

Su padre ha sido despedido de su trabajo y a su hermano han llegado a dispararle

Rahmani ha intentado pedir ayuda a los altos cargos de la fuerza aérea Afgana, pero estos se "lavaron" las manos. “ Sabías lo que iba a ocurrir. Conoces cómo funciona esta sociedad y decidiste hacerlo de igual modo. Ahora, acepta las consecuencias”, le dijeron.

Incluso se ha visto empujada a renunciar a los hombres. "He visto demasiados hombres malos como para fiarme de ninguno. Sé que mi mejor amigo podría ser mi peor enemigo", explica.

Ante los acosos de sus compañeros, ha decidido llevar una falsa alianza en el dedo, diciendo que está casada a aquellos que le dirigen algún comentario obsceno.

Ante los acosos de sus compañeros, ha decidido llevar una falsa alianza en el dedo

Niloofar Rahmani, en todos los sentidos, se ha convertido en una mujer-simbolo en Afganistán, entre el tira y afloja entre la imposición externa estadounidense y la férrea tradición local.

“No me rindo. Entiendo los ataques, sé que es algo nuevo para ellos. Pero sus insultos me dan fuerzas para seguir luchando”, explica la piloto.

Niloofar está por encima

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar