PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La violencia racista en Grecia rompe dientes y esperanzas

H

 

El documental Philoxenia analiza la ola de xenofobia desatada en el país en los últimos años

Ignacio Pato

21 Enero 2015 07:00

A este chico le partieron los dientes en Atenas por ser extranjero. ¿Es este un buen punto de partida para hablar de philoxenia? ¿Philoxenia? ¿Y eso qué es?

Efectivamente, puede que no tengamos ni idea de lo que es philoxenia, y no sólo porque no sepamos qué significa la palabra. Philoxenia no es sólo una cadena de hoteles repartida por toda Grecia, que también. Philoxenia es amor por el de fuera. Hospitalidad.

Este concepto es también el título de un documental que se propone contrarrestar el clima xenófobo que ha calado en parte de Grecia desde la irrupción en primera línea política del partido ultraderechista Amanecer Dorado. Y no sólo ellos. El mismo estado griego cobija políticas que institucionalizan como mínimo el recelo y la sospecha hacia el diferente por color de piel, acento o procedencia.

Entre 2012 y 2013, el estado griego llevó a cabo la macro-operación Xenios Zeus (el nombre ya es irónico: Zeus el hospitalario) contra la inmigración ilegal. Según denuncia la organización Human Rights Watch, en 6 meses se detuvo, sólo en Atenas, a 85.000 personas. Sin embargo, sólo un 6% se encontraba en situación irregular. Si hablamos del resto, hablamos de una muestra de sospechosos para la policía griega escandalosamente alta, hablamos de normalizar peligrosamente un discurso que discrimina en función del lugar de origen de cada persona. Hablamos de xenofobia.

"Nadie me habla bien, nadie me sonríe", dice uno de los chicos no nacidos en Grecia que habla en el documental. Quizá algo de philoxenia vendría bien para contrarrestar tanto prejuicio. ¿Conseguirá insuflar este aire fresco la llegada de Syriza al gobierno?


¿Xenofobia? Sólo si tienes la cabeza hueca





share