PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Persecuciones, detenciones y latigazos: el día a día de la comunidad LGTBI de Indonesia

H

 

Los recientes castigos y arrestos de personas LGTBI demuestran que el país está peor ahora que en los años 80

alba losada

01 Junio 2017 15:47

Getty Images

Desde hace 18 meses, la comunidad LGTBI de Indonesia sufre una oleada de represión sin precedentes. Redadas policiales, persecuciones, acosos verbales, detenciones, flagelaciones en público y otros actos brutales que han provocado que hoy ser homosexual o bisexual sea peligroso en el país.

A pesar de que el sexo entre personas del mismo sexo solo es ilegal en la provincia conservadora de Aceh, que se rige por la ley islámica, ahora todo el que tenga una sexualidad "no convencional" vive aterrorizado. "Los gais indonesios están agotados y están horrorizados. Incluso los activistas que crearon las primeras organizaciones en los años ochenta dicen que nunca han visto algo así", relata a la CNN un investigador de Human Rights Watch, Kyle Knight.

Recientemente, dos hombres recibieron 82 latigazos por tener relaciones sexuales, hace poco más de una semana la policía arrestó a 141 hombres acusados de celebrar una "fiesta gay" en una sauna y durante la misma semana el jefe de Policía de West Java, Anton Charliyan, anunció que crearía un cuerpo de policía especial para perseguir a personas LGTBI.

Pero esto no siempre fue así.

                                                                                                                                                                               Getty Images

El final de una era de tolerancia llegó en 2016, cuando varios políticos de alto rango empezaron a atacar verbalmente a la comunidad. El ministro de Defensa, Ryamizard Ryacudu, acusó al movimiento LGTBI de ser más peligroso que "una guerra nuclear".

El panorama se agravó cuando profesionales del sector sanitario se abanderaron del mismo pensamiento. La Asociación de Psiquiatras de Indonesia llegó incluso a decir en febrero que los homosexuales y los bisexuales padecen "trastornos mentales".

Ante esta serie de ataques el presidente del país, Joko Widodo, no ha sabido defender al colectivo. A pesar de que se le considera como una "fuerza progresista", solo hubo una ocasión en la que se pronunció alegando a la BBC que "no debe discriminarse a nadie" y que "la policía debe intervenir" en cualquier situación en la que se intente perjudicar a una persona LGTBI.

Pero no fue suficiente. Ahora, un sentimiento anti-LGTBI se ha apoderado de la mentalidad de prácticamente todo el país. Aunque para Knight hay otras inexplicables razones que también han desencadenado esta situación. "Esto no solo se ha alimentado por la intolerancia de los funcionarios públicos. Creo que es realmente asusta ver hacia dónde nos dirigimos", lamentó a la CNN.


La Asociación de Psiquiatras de Indonesia llegó incluso a decir en febrero que los homosexuales y bisexuales tenían "trastornos mentales"


Sin embargo, en un futuro la sombría realidad en la que vive inmersa la comunidad podría ser mucho peor. En estos momentos, el Tribunal Constitucional de Indonesia está analizando la petición de un grupo conservador que propone ilegalizar la homosexualidad en todo el país. En el caso de que el tribunal falle a su favor, su democracia podría empezar a sufrir un deterioro aún más severo que condenará a muchas personas de por vida.

Pero aún no está todo perdido.

La exactivista LGTBI que ahora reside en Reino Unido, Jonta Saragih, aún cree que habrá un día en el que los homosexuales y los bisexuales de Indonesia dejarán de ocultarse para volver a vivir sin miedo. Como dijo al mismo rotativo, "estoy dispuesta a seguir luchando por una Indonesia mejor, a luchar por la inclusión. Estamos siendo oprimidos, incluso en las redes sociales y en nuestros sitios web... pero diría que todavía soy optimista".

share