PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Dos perros perdidos reaparecen cuando sus dueños cocinan salchichas donde desaparecieron

H

 

Llevaban 96 horas en paradero desconocido, hasta que olieron la comida

E.M.C.

29 Junio 2017 14:27

Crédito de la imagen Arte PG:

El 16 de junio fue un día nublado en Red Pike, en los alrededores del lago Buttermore, en Cumbria, al noreste de Inglaterra.

John, el hijo de 21 años Liz y Graham Johnson, paseaba con sus perros Charlie, de siete años, y Theo, de 15 meses, cuando de pronto, entre la espesa niebla, los perdió de vista.

John llamó corriendo a su madre para contarle lo sucedido, e inmediatamente organizaron todo un equipo de rescate. "Fue una llamada horrible. Telefoneé a la familia, escribí a los amigos y lo compartí en Facebook y Twitter para que la gente nos ayudara", explicó Liz.


Miniature schnauzers Charlie and Theo were missing for four days after vanishing in thick fog as they were out for a walk


120 personas, 2 drones, y nada. A pesar de haber movilizado a medio pueblo (amigos, familiares, equipo de rescate de montaña...), Liz y Graham Hampson no eran capaces de dar con el paradero de sus dos Schnauzers miniatura. La pareja llegó a acampar allí toda la noche llamando a los animales sin cesar, pero ni rastro de Charlie y Theo.

Cuando ya habían asumido que no volverían a verlos nunca más, tuvieron un plan maestro: ponerse a cocinar unas salchichas en el lugar donde vieron a los animales por última vez 96 horas antes. Y funcionó.

"Cuando aparecieron fue como un milagro. No podía creer que fuesen ellos", dijo la señora Hamson. "Mi marido corrió colina arriba a cogerlos mientras yo temblaba y lloraba. No podía reaccionar. Los perros son una maravilla, y son parte de nuestra familia. Hubiese sido horrible no volver a tenerlos a nuestro lado. Charlie y Theo son padre e hijo, así que ahora hacemos bromas sobre que han tenido un fin de semana padre-hijo".


Caters


La idea fue de uno de los amigos de la familia. "Uno de los nuestros tuvo la intuición y organizamos la barbacoa allí", contó Liz. "Ellos aman las salchichas. Las comen cada domingo para desayunar, así que si había una comida por la que regresarían, eran las salchichas".

"No nos han contado nada de lo que ha pasado. Suponemos que lo que pasa cuando estás de gira, se queda en la gira. Ahora Charlie y Theo son casi celebrities".


[Vía Telegraph]

share