PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este chico de 18 años puede tener la clave para salvar al periodismo

H

 

Una idea brillante para lograr que los millenials se reenamoren de la actualidad

Luna Miguel

30 Octubre 2014 10:31

Todos queremos ser creativos. Todos queremos ayudar a los demás. Todos queremos ser reconocidos en el presente para que nuestro nombre forme parte del futuro. Todos queremos que nuestras ideas triunfen. Que nuestras acciones sirvan para cambiar el mundo o, en su defecto, para hacer de él un lugar mejor. Sin embargo, después de todas estas obviedades, lo único cierto es que pocos tenemos las aptitudes necesarias para cumplir las altísimas expectativas que tanto la sociedad como nosotros mismos nos imponemos.

A nuestra generación le ha tocado vivir esa especie de esquizofrenia colectiva. Afortunadamente, algunos pocos se están dando cuenta de que quedan muchas cosas por hacer, y que aunque contamos con las herramientas adecuadas, a los millennials nos va a tocar trabajar más que a nadie. Una de esas mentes prudentes es la del adolescente Patrick Finnegan. A sus 18 años, este chaval empieza a ser considerado como una figura con mucho que aportar al futuro del periodismo. Su filosofía no es otra que la de la calma y la del conocimiento, y por eso cuando le preguntan por la cualidad que define a su generación él reconoce que “los millennials quieren cambiar el mundo” pero duda de cómo van a hacerlo “si aún ni si quiera conocemos ese mundo que habitamos”.

Una nueva manera de concebir las noticias

Para Finnegan una de las cosas más importantes es mantenerse informado. Tanto si queremos ser escritores, como si queremos ser médicos, o músicos o informáticos, nuestra responsabilidad es la de atender a aquello que nos rodea. Sin embargo, él sabe que para las nuevas generaciones el periodismo tradicional tiene algo de antiguo, algo de ilegible, y algo que a diario nos obliga a perdernos en un mar de información en el que se nos hace imposible navegar. La clave para él no está en adaptar los medios antiguos al formato digital, sino en crear algo radicalmente nuevo, prácticamente desde cero.

Así, junto a su compañera Lisa Jaques ha ideado un proyecto –aún está en fase de pruebas– que promete dar mucho que hablar. Se trata de WorldState, una aplicación que organiza las noticias por etiquetas, de manera temática, y que pretende ser una mezcla entre los modelos de Wikipedia y Vox, es decir: una plataforma en la que las historias no serán narradas sino fragmentadas. Un suma y sigue. Una pirámide re-invertida a la que los lectores podrán asomarse sin tener que volver a leer otra vez lo mismo, sino accediendo directamente a las nuevas informaciones. Cada noticia, a su vez, será una breve narración en la que los periodistas darán nuevos datos, pistas y explicaciones más elaboradas.

Realidad vs. realidad

Todo el que se acerque a WorldState podrá captar de un vistazo cuáles son los temas más calientes del momento, y aprenderlo todo de ellos gracias a las pequeñas píldoras que los redactores irán lanzando a propósito. Información para el que quiere saberlo todo. Información para el que todo quiere conocerlo a propósito del ébola, de la última trama de corrupción o de algún tema cultural determinado.

Mientras el jovencísimo Patrick Finnegan y su equipo trabajan para encontrar la mejor manera de informar a la nuevas generaciones a través de nuevas herramientas, la mayoría de facultades de periodismo siguen enseñando a sus alumnos cómo usar un tipómetro. Algunas incluso obvian en sus temarios la influencia que Internet ha ejercido sobre la nueva forma de informar, de presentar las noticias e incluso de comunicarlas en la redes sociales.

Menos mal que algunos, aunque humildemente no lo reconozcan, sí que están cambiando el mundo.

share