PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Pelé estrena una película; estos son los detalles de su vida que no verás en ella

H

 

Las sombras de una estrella indiscutida

Ignacio Pato

13 Mayo 2016 18:56

"Un niño sin nada que lo cambió todo". Aunque la frase-gancho del primer biopic de Pelé tenga este aire de autoayuda, puede convertirse en una de las películas comerciales del año.

Hoy se estrena Pelé: el nacimiento de una leyenda en EEUU. En España tendremos que esperar al 3 de junio, pero el trailer nos da muchas pistas sobre el perfil de O Rei en los que los directores Jeff y Michael Zimbalist —autores del brillante documental Los dos Escobar— se han apoyado.



Por supuesto, Edson Arantes do Nascimento es el niño que con 10 años vio a Brasil coger una depresión de caballo por haber perdido su mundial en Maracaná en 1950. Entonces promete ganar un mundial de mayor y... no haremos spoilers.

Sí que podemos hablar sobre el simbolismo que envuelve a la película. Su primera imagen publicitada nos hizo acordarnos de Ciudad de Dios.



El niño sin zapatos que en la favela pateaba naranjas y pelotas de trapo ha acabado entronizado como O Rei en una película rodada en inglés (¿qué paupérrimo niño de Minas Gerais no nace hablando inglés?) y que nos cuenta cómo este puede devolverle "la esperanza a una nación". Una historia repetida hasta la saciedad en el cine.



La imagen de Pelé haciendo una chilena sobre la favela se inscribe en esa metáfora social, pero también rinde homenaje a una de sus habilidades clásicas, plasmada concretamente en esta foto de un amistoso contra Bélgica de 1965...



... pero que también nos lleva de cabeza a su aspecto más controvertido, el de estrella autoconsciente de su condición de hombre-marca. Aquí tenemos a Pelé ejecutando la misma chilena ante la cámara en su época en Nueva York.

La carrera publicitaria de Pelé quizá tuvo su apogeo en un anuncio de Viagra, de la farmacéutica Pfizer, en 2002.



El brasileño, además de haber sido ministro de Deportes entre 1995 y 1998, es también el "mejor futbolista del mundo preferido por la FIFA". Pelé siempre se ha llevado bien con el poder del fútbol, especialmente con sus dos polémicos expresidentes, Joao Havelange y Joseph Blatter.

Havelange fue el máximo dirigente del fútbol brasileño en toda la época en activo de Pelé. Acaba de cumplir 100 años y está considerado el padrino del negocio del fútbol moderno. El exjugador ha apoyado explícitamente a un salpicado de escándalos y hoy apartado del fútbol por mandato judicial Blatter.



Esta imagen de estrella conservadora ha sido aumentada por contraste gracias a su rivalidad con Maradona, a quien es más fácil ver en La Habana que en Ginebra.

Sobre la trayectoria de Pelé flota uno de los episodios más oscuros de la relación entre fútbol y política: el de la destitución de Joao Saldanha como seleccionador a tres meses de México'70. Toda la plantilla, menos la estrella, protestó.



Saldanha concentrado en el juego. No muy lejos, la policía militar brasileña


Saldanha era un conocido periodista de ideología comunista que denunciaba las torturas y desapariciones de la dictadura militar de Garrastazu. Su popularidad incomodaba al poder, pero al parecer su error definitivo fue decirle a Pelé que él ya no era la estrella, condición que perdía en favor del eléctrico Tostao, un chico del sur de ideas progresistas.

Pero esa, la de aquellos días en los que bajo la dictadura militar "el Brasil de los 5 dieces" hizo el mejor fútbol del mundo hasta la fecha, es otra película.

De momento, Pelé parece contento con "su"película.




share