Actualidad

Pedro Almodóvar: “El gobierno español quiere destruir la industria del cine”

El director español se une a la batalla y critica al ministro Cristobal Montoro por la subida del IVA

Pedro Almodóvar, uno de nuestros directores más aclamados a nivel internacional, carga contra el Partido Popular, al que acusa de querer acabar con la industria cinematográfica estatal, en un reciente artículo escrito para InfoLibre. Bajo un titular de tonos catastrofistas ( "Cine español. La extinción"), Amodóvar criticó al ministro de Hacienda Cristóbal Montoro por obligar con el incremento del IVA a la subida de los precios de las entradas de cine, una medida que ha llevado a muchos cines a verse obligados a cerrar, con la consecuente pérdida de cientos de puestos de trabajo, ante la decreciente afluencia de espectadores. “Alguien debería decirle a este ministro que en Francia las tasas correspondientes son del 7% y que el próximo año bajarán al 5%, en Italia es del 10%, en Alemania del 11% frente al 21% de España”, afirmó el director.

El texto surge en parte como respuesta a las declaraciones del ministro, que la semana pasada afirmó que la crisis en la industria no proviene del aumento del IVA sino de la mala calidad de las películas. Por si fuera poco, las arcas destinadas a financiar el cine español se han reducido a la mitad en cuatro años, por lo que en 2014 recibirán solo 33 millones de euros, un 14% menos respecto a los presupuestado en 2013.

Almodóvar sostiene que la subida de IVA aplicable al cine, una medida que buscaba aumentar la recaudación por ese concepto, se ha probado ineficaz ante la progresiva desaparición de numerosas salas de exhibición. "Si el resultado niega sus previsiones, ¿por qué los ministros del sector, y el Gobierno en general, se muestran tan eufóricos?", se pregunta el director. Su conclusión: "Solo se me ocurre una respuesta: porque están castigando al cine español hasta que no quede nada de él. Porque todo esto obedece a un riguroso plan de exterminio".

Ese deseo de venganza habría nacido con el conflicto entre los cineastas y el gobierno a raíz de su oposición pública a la guerra de Irak. "El año 2003 el cine español se manifestó con ingenio y rotundamente contra la guerra de Irak y contra el ardor bélico de Aznar y acabó granjeándose la hostilidad de los sucesivos gobiernos del PP. No importa que el 90% de los españoles estuvieran en contra de la guerra, como demostraron en las calles de todo el país. En contra de la mayoría del pueblo al que representaba, el Sr. Aznar se embarcó en la guerra de Irak a título personal, arrastrando a todo el país con él, desgraciadamente para nosotros. Perdón por recurrir a circunstancias por todos conocidas, pero es necesario insistir en ellas. Desde nuestro “No a la guerra”, el cine español se convirtió en la bestia negra de los gobiernos del PP".

En su artículo Almodóvar defiende su derecho a expresar su opinión respecto a las políticas públicas de la misma manera que George Clooney en Darfur o Bruce Springsteen en Estados Unidos manifiestan su apoyo a Barack Obama. "Cuando oigo que las personas que trabajamos en el mundo del arte no debemos expresar nuestros puntos de vista políticos, tiemblo. ¿No tenemos los mismos derechos que cualquier otro ciudadano para expresar lo que pensamos? Las protestas políticas se deben entender como un acto cívico y un signo de la salud de nuestra democracia". Para dejar bien clara su rabia calificó de franquista la situación actual en la que otros pensamientos distintos al dominante se consideran un delito y por lo tanto son castigados.

"El cine es vida, una vida secreta que alienta, acompaña, reafirma y sacude de emoción al espectador. Amputar esta emoción considero que es lo peor de todo esto", concluye el director.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar