Actualidad

Inventan la pulsera que te electrocuta cuando vagueas en Internet

Aprende a cuidarte y a ser mejor persona, descarga a descarga

En 1901, el fisiólogo Ivan Pavlov realizó un famoso experimento con perros. En él, alimentaba a unos perros con carne, lo que les hacía salivar como locos. A la vez hacía sonar una campana. Al cabo de un tiempo, comprobó que los perros no necesitaban la carne para salivar: les bastaba con oír el tintineo de la campana. A este comportamiento, Pavlov le llamó “condicionamiento reflejo”.

Más de 100 años después, un emprendedor llamado Manees Sethi pretende llevar este mismo concepto al mundo de la productividad con Pavlok, la pulsera que te electrocuta si no haces lo que has dicho que harías.

Veamos cómo funciona: ¿tienes que acabar un trabajo y en vez de eso te metes en Facebook? ZAS, descarga. ¿Te has marcado ir al gimnasio martes y jueves pero en vez de eso estás gambiteando delante del sofá? ZAS, descarga. ¿Quieres levantarte temprano pero cuando suena el despertador te das la vuelta en la cama? Pues... Ya habéis pillado la dinámica ¿no?

La pulsera, que más bien parece un reloj ultramoderno, consigue seguir tus movimientos a través de un pequeño terminal de silicio que cumple diversas funciones. A través de una app específica puedes darle indicaciones sobre las costumbres que quieres seguir.

El terminal rastrea tu posición, o las páginas webs que visitas aunque no querrías. Y en caso de fallar, unas pequeñas placas de metal te darán una descarga, cuya intensidad, por suerte, puedes regular.

Pero la cosa va más allá. Pavlok puede electrocutarte (un poco) pero también puede avergonzarte ella sola en las redes sociales, diciéndole a todos tus amigos que hoy tampoco has ido a quemar esa grasuza que alojas en la barriga.

Habrá quien pueda cuestionar la efectividad del invento, pero su creador asegura que después de seis años entrando en Facebook dos horas al día, tardó sólo cinco días en dejarlo por completo gracias a la pulsera. La expectativa de la descarga fue suficiente para que cumpliera a rajatabla con su objetivo.

Los castigos parecen funcionar bien sobre Sethi: hace unos años supimos de él por un experimento en el que pagaba a la gente para que le diera un bofetón cada vez que usaba Facebook. Dice que su productividad se cuadruplicó. Habrá que ver si el invento funciona igual de bien con todo el mundo.

De momento, la campaña que Sethi y su equipo han lanzado en Indiegogo ha cumplido su objetivo de 45.000 euros en un sólo día, así que tendremos muchas oportunidades para comprobarlo.

Y es que uno podrá pensar que esto de electrocutarnos como si fuéramos ganado sólo por trabajar un poco mejor o perder peso es excesivo. Pero en tiempos en los que la iniciativa y la autoexigencia son una religión, parece que mucha gente está dispuesta a lo que sea por saborear unas migajas del pastel de los superhombres.

Vídeo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar