PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La poeta que construyó un zoo salvaje de erotismo y feminidad

H

 

Patricia Rezai tiene 27 años y acaba de publicar un libro repleto de poemas eróticos, delicados y emocionantes

Luna Miguel

18 Febrero 2015 10:55

Con una piel blanca, casi tanto como el color de la pared del escenario en el que se desliza, la joven poeta Patricia Rezai ha comenzado a recitar.

Parece un ángel, o una niña pequeña. Recuerda a esa clase de mujer fantasmal de la que todo ser humano caería enamorado al sólo mirarla. Y eso es lo que ocurre: que Rezai enamora. Tiene los labios muy rojos, tiene una palidez delicada, tiene un estilo y una mirada que le han servido para tantear el mundo de la moda, para convertirse en una it girl bajo cuyo caparazón se esconden infinidad de sueños e inquietudes. 

A Patricia Rezai no le importa desnudarse.

I can't sleep

I'm emotionally hungry

I'm sexually awake

I'm overpowered

De hecho, le encanta abrir ese caparazón y enseñarnos todo lo que hay ahí dentro. Prueba de ello es su escritura y la trilogía Visual Sister que acaba de terminar de publicar. En este proyecto que le ha mantenido ocupada los últimos cuatro años, la artista ha volcado su mundo de erotismo, fantasías y ambiciones hasta crear una pequeña colección poética absolutamente punzante. Desde adolescente, Rezai ha escrito sobre aquello que más le importaba: el cuerpo, los sentimientos profundos y las relaciones humanas.

De padre español y madre iraní, la poeta-ángel-fantasma ha viajado por todo el mundo: por eso escribe en inglés, y por eso su acento es imposible de adivinar, ¿vendrá de algún desierto? ¿De alguna isla? ¿De algún planeta lejano?


You are touching me

You are kissing me

Open your dangerous eyes

Open them towards me

No lover — sorry

I am not her



Todos los poemas de Visual Sister tienen ese carácter exótico que nos hacen pensar en Rezai como en una poeta de otra época, o quizá de otra galaxia. Podemos imaginarla vestida de blanco, entre lencerías extrañas, pronunciando cada uno de sus versos mientras a su alrededor algunos animales mitológicos brincan y danzan. También podemos imaginarla en una habitación roja, en donde el vapor del sexo aún huele a vida. Entonces, puestos a imaginar, por qué no pensar que Rezai en verdad escribe desde una torre de princesita solitaria, en la que en realidad siempre se está celebrando una enorme fiesta.

Sus poemas, efectivamente, son como una orgía.

Patricia Rezai ha escrito con mayor intensidad y con mayor preciosismo en cada libro. En la última de las entregas de su trilogía, de título Chloris., la figura del amante ha cobrado cada vez más importancia. Su amor es entre estas páginas como un león adolescente que al fin ha crecido. Con dientes enormes y garras afiladas, ese león es capaz de cantar sobre corazones que eyaculan, sobre lenguas incapaces de pronunciar la palabra amor, o sobre mujeres que se escapan de sus jaulas, para entregarse a la belleza y al placer.

There is that split second in which I cum.

A split second to become paralyzed.

That split second in which I stop touching myself.



Su amor es como un león adolescente que al fin ha crecido





share