PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Una aerolínea obliga a un pasajero paralítico a reptar por si mismo hasta el avión

H

 

La tripulación prohibió a sus amigos que le ayudasen a subir, por lo que su única opción fue arrastrarse como pudo hasta el avión

E.M.C.

29 Junio 2017 12:05

La aerolínea japonesa Vainilla Air, no ha perdido el tiempo en pedir disculpas, pero de poco vale un "perdón" a tiempo en este caso después de vejar, humillar y faltar a los derechos de un pasajero discapacitado que tuvo que reptar por sí solo hasta el interior del avión.

No, no solo es que no tuvieran disponible la logística necesaria para que las personas en silla de ruedas puedan acceder a su vuelo con normalidad. Lo que resulta realmente incomprensible es que la propia tripulación prohibió a los amigos del afectado, Hideto Kijima (de 44 años), a ayudar a su compañero a subir al avión.

[Vídeo relacionado]



Kijima, paralizado de cintura para abajo, asegura haber usado 200 aeropuertos diferentes en 158 países y nunca se había encontrado en una situación similar. Aunque ya había sido advertido antes de coger su vuelo a Osaka que el pequeño aeropuerto de Amami no disponía del equipamiento necesario para elevar a personas discapacitadas a los aviones, nunca hubiese imaginado lo que iba a suceder.



Un miembro de Vainilla Air, perteneciente al grupo All Nippon Airways, dijo que por cuestiones de normativa de seguridad estaba terminantemente prohibido que sus amigos lo cogieran en brazos para que pudiera subir el tramo de 17 escalones. Incluso llegaron a tirar de él para impedirle el paso. Uno de sus amigos siguió empujándolo desde abajo hasta llegó al final de la escalera, donde la tripulación le esperaba con una silla de ruedas para llevarle a su asiento.

Kijima, que se lesionó la espina dorsal jugando al rugby en el instituto, escribió en su blog que tuvo que ignorarles y seguir moviéndose, o no hubiese sido capaz de volver a Osaka.

"Nunca pensé que me rechazarían en un vuelo por no ser capaz de andar. Es una violación de los derechos humanos", dijo.


Resultado de imagen de Hideto Kijima


Después de que Kijima trasladase su queja al ministerio de transporte, Vanilla Air se disculpó. "Sentimos que haya pasado por esta desagradable experiencia", dijo un portavoz. "Vamos a tomar medidas para mejorar nuestro servicio.

No es la primera vez que la compañía discrimina de esta forma a sus pasajeros en silla de ruedas: en el aeropuerto de Amami, con el pretexto de "el riesgo de accidentes", otros clientes que como Kijima habían pagado su billete se han encontrado en la misma situación.

La aerolínea dice que están instalando elevadores en el aeropuerto de Amami, el único de sus 14 destinos internacionales que todavía no dispone de ellos.


[Vía The Guardian]

share