Actualidad

Antes de dejar su cargo, Obama inyectó 500 millones de dólares al Fondo Verde del Clima

Otra zancadilla a los planes anti-ambientales de Trump

La serie cómica americana de Trevor Noah, The Daily Show, comparaba hoy miércoles a Donald Trump con un bebé gigante. Un bebé rubio, caótico, destructor e inconsciente. El típico niño que cogerá lo que no hay que coger, pondrá sus manitas en donde no debe y no escuchará a nadie porque... ¿para qué?

Y como todo bebé, el pequeño Trump necesita un padre que impida que su alcance destructor se pase de la raya. O al menos que ponga en marcha la típica estrategia que pasa por colocar la lejía en los estantes más altos de la cocina. Un rol que está desempeñando, como puede, el presidente saliente Barack Obama, que en las últimas semanas de su mandato ha ido colocando todas las “lejías” que ha podido en las baldas más altas de la cocina de la Casa Blanca.

Hace varias semanas, el presidente blindó el Ártico prohibiendo de forma permanente las perforaciones en busca de petroleo y gas, firmó una ley que protege de la persecución religiosa a todos aquellos que no profesan ninguna fe y eliminó los vestigios del programa de seguridad NSEERS.

Ahora, justo tres días antes de abandonar el cargo, Obama ha transferido 500 millones de dólares al Fondo Verde del Clima en un intento de proteger el acuerdo de París. ¿Que bebé Trump no se preocupa por el cambio climático? Tranquilos, aquí está papá Obama para solucionarlo.

"El Departamento de Estado anuncia que hizo una contribución adicional de 500 millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima", indicó el portavoz de la diplomacia estadounidense, John Kirby.

 

Tres días antes de abandonar el cargo, Obama ha transferido 500 millones de dólares al Fondo Verde del Clima en un intento de proteger el acuerdo de París

Esta entrega de fondos llega justo un año después de otra de 500 millones de dólares y forma parte del compromiso que Obama adoptó con esta institución en noviembre de 2014, cuando el Gobierno de EEUU anunció que destinaría 3.000 millones al fondo de la ONU.

Con el nuevo ingreso, Estados Unidos continúa debiendo 2.000 millones de los 3.000 que prometió, pero se espera que el futuro presidente Trump cese los nuevos pagos. La decisión de Obama se ha tomado tras una campaña en la que más de 100 organizaciones y más de 100.000 personas pedían a Obama que pagara el total de dinero adeudado antes de abandonar su cargo.

"El gobierno de Obama se niega a que la pandilla de magnates del petróleo que niegan el cambio climático del presidente electo Trump dicte cómo el mundo responde a la crisis climática", explicó uno de los directores de la campaña, Tamar Lawrence-Samuel, de Corporate Accountability International. "Decenas de miles de personas en todo el mundo pidieron al Presidente Obama que intensificara las ayudas antes de que Trump tome las llaves de nuestro gobierno y trate de revertir décadas de progreso climático”, declaró Lawrence Samuel.

El acuerdo de París sobre el clima firmado a finales de 2015 fue uno de los éxitos del Presidente Obama y precisamente el Fondo fue uno de sus puntos clave. Establecido en 2010, el Fondo Verde del Clima está financiado por los países ricos y se utiliza para ayudar a los países en vías de desarrollo en la creación de programas y proyectos de adaptación y mitigación del cambio climático.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar