PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

OMGYES. ¿La nueva biblia del orgasmo femenino?

H

 

Según ellos, nunca antes se ha llevado a cabo un estudio sobre el orgasmo femenino de semejante escala

PlayGround

25 Enero 2016 15:27

Sin práctica no hay aprendizaje. Así de simple. Es algo en lo que nos insisten desde pequeños y que aplica a todas las esferas de la vida, desde aprender a caminar a saber cómo provocar, o provocarnos, un buen orgasmo.

En una sociedad marcada por la constante búsqueda del placer, el orgasmo femenino se ha convertido en un tema que preocupa a todos, no sólo a las mujeres. Y la preocupación no es caprichosa: según los últimos datos publicados por el Kinsey Institute, entre el 20 y el 30 por ciento de las mujeres heterosexuales nunca logran llegar al orgasmo durante sus encuentros sexuales.

Otros estudios llegan a elevar esa cifra hasta el 50 por ciento.

Y la mayoría (el 68%, según recientes investigaciones) siguen fingiendo el clímax frente a sus parejas, aún sabiendo que ahí no está la solución.

Por eso, en los últimos tiempos estamos viendo surgir proyectos que se postulan como fuentes de conocimiento coral en relación al placer femenino, sus constantes, sus mitos, las destrezas que requiere...

Entre el 20 y el 30 por ciento de las mujeres heterosexuales nunca logran llegar al orgasmo durante sus encuentros sexuales, según datos del Kinsey Institute


OMGYES quiere sumarse a esa conversación desde el espacio online. “Levantando el velo del placer sexual femenino”, reza su lema. Y el velo tiene mucho que ver con el mito del orgasmo vaginal y lo que el sexólogo Jean-Claude Piquard llamó La fabulosa historia del clítoris.

No en vano, algunos se han referido a OMGYES como "la academia del clítoris".



La web y sus contenidos surgen como extensión de un proyecto de investigación sobre los entresijos del placer femenino conducido por Debby Herbenick, profesora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana e investigadora del Kinsey Institute, y Brian Dodge, del Centro de Promoción de la Salud Sexual de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana. En él participaron más de 2.000 mujeres de edades comprendidas entre los 18 y los 95 años. Según ellos, nunca antes se había llevado a cabo un estudio sobre el orgasmo femenino de semejante escala.

“La investigación muestra que existen más maneras de proporcionar placer de las que nadie pensó, y cada una con deliciosas variantes”, se puede leer en su página web.

Ellos quieren compartir esos hallazgos con hombres, mujeres y todo lo que queda en medio. Todo aquel que... esté dispuesto a pagar por su vídeos.

El tabú que hace que la gente se muestre incómoda ante la anatomía de la mujer es el mismo que ha mantenido el placer femenino en secreto durante demasiado tiempo


Mujeres reales de diferentes edades hablan a partir de su experiencia, describen de forma directa lo que mejor les funciona a ellas. Y además lo demuestran. Porque en OMGYES quieren hacer bueno aquello de que, más que diciendo, se aprende y se enseña haciendo.

Por eso, además de testimonios, videotutoriales y demostraciones explícitas de formas varias de tocarse, la web incluye una serie de “vídeos táctiles” con lo que puedes practicar tus habilidades.

Sí, primero te explican las técnicas, te hablan de sus principios y luego te ofrecen una herramienta para que puedas practicar. Con tu dedo, sobre la pantalla de tu tableta o smartphone. Y si no, moviendo con el ratón por la pantalla de tu laptop.



"El tabú que hace que la gente se muestre incómoda ante la anatomía de la mujer es el mismo que ha mantenido el placer femenino en secreto durante demasiado tiempo. Ese es el tabú del que nos queremos deshacer. Creemos que la gente está preparada para una mirada honesta y clara sobre los detalles que marcan la diferencia"

Todo aprendizaje comienza con errores. Aprendemos a andar cayéndonos un montón de veces. De ahí que los “vídeos táctiles” ofrezcan feedback en tiempo real para que puedas ir afinando tus destrezas.

Como dicen ellos: “Equivócate. Hasta que empieces a hacerlo bien”.



Sólo cuando es real, lo personal y lo explícito pueden reventar los mitos y mejorar nuestras vidas

share