Actualidad

Nuevo deporte: disparar a los drones voladores del vecino como si fueran perdices

Un incidente con un artefacto volador no tripulado abre un debate en Estados Unidos: ¿es lícito liarse a tiros con estos aparatos?

Si las predicciones se cumplen, los drones, esos aparatos voladores pilotados a control remoto, pronto pasarán a formar parte de la realidad cotidiana de nuestras ciudades. Los drones se postulan como nuevos aliados de grandes corporaciones dedicadas al comercio electrónico y de empresas e instituciones encargadas de velar por "la seguridad". Si sumamos a eso el creciente uso creativo (por ejemplo, en el ámbito audiovisual) y recreativo de pequeños artefactos voladores más o menos sofisticados, no cuesta vislumbrar un futuro cercano en el que nuestro cielo se verá diariamente surcado por decenas de drones. ¿Atentan estos artefactos al ámbito privado de las personas? Hay quien piensa que sí, y recientes sucesos acaecidos en diversos rincones de Estados Unidos han despertado el debate sobre si los ciudadanos estarían en su derecho de "atacar" a estos ingenios voladores. Atacar disparando con sus escopetas de caza contra los ingenios voladores no tripulados que sobrevuelan nuestro cielo, como si fueran perdices.

No hablamos de drones de varios millones de dólares como los que se usan en la guerra, sino esos artefactos pequeños, teledirigidos, que pueden servir para espiar con una cámara o para llevar un paquetito de Amazon. ¿Está legislado el cielo de manera que estos trastos puedan volar sin infringir ninguna norma? ¿Qué ocurre si un drone pasa por delante de tu ventana? ¿A qué altura mínima pueden volar? Como hay un vacío legal alarmante, los vecinos de varios pueblos del estado de Colorado en los que se practica la caza del ciervo han decidido que disparar a los drones como si fueran pichones podría ser una idea divertida, porque así se evita la invasión del espacio cívico, como cuando sobrevuelan tu patio trasero sin tu permiso como si fueran una urraca, y de paso se ejercita la puntería.

En la localidad de Deer Trail se ha lanzado una propuesta popular para que se regule esa posibilidad y el gobierno local pueda expedir " licencias de caza de drones". Con todos los dilemas añadidos que comportaría esta práctica: ¿es legal disparar a un drone, que es propiedad privada? ¿Están reguladas las armas para disparar a máquinas, y no a aves? ¿Con qué tipo de balas? ¿Sirven los perdigones? Ahhhh, la tecnología y sus chorradas colaterales, que tantos momentos de diversión nos deparan.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar