PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Papiroflexia vaginal para luchar contra la mutilación genital

H

 

No More cutting es un proyecto de papiroflexia que busca terminar con la ablación y con las vaginas de diseño

silvia laboreo

04 Julio 2016 18:55

Blancas, delicadas y de cientos de formas diferentes. Así son las vaginas de papel del proyecto No More Cutting, una iniciativa que busca terminar con la mutilación genital femenina (MGF) a través de la papiroflexia.

Según UNICEF, más de 200 millones de mujeres en una treintena de países se ven afectadas por la MGF. En contraste, cada vez más mujeres se someten voluntariamente a cirugías plásticas vaginales con el objetivo de entrar dentro de los cánones de belleza.



Los estereotipos han creado una idea de vaginas “normales” e “ideales”, a menudo influenciadas por las películas pornográficas y los medios de comunicación. Esto ha llevado a que estas mujeres pasen por el quirófano para someterse a una suerte de ingeniería vaginal que convierta sus órganos sexuales en algo “normal”, aséptico y deseable.

“Realmente, la normalidad viene en muchas formas diferentes. Debemos alentar a las mujeres a que estén orgullosas, celebren la diversidad y singularidad de las formas femeninas y no se sientan presionadas para cambiarla”, explican en la web del proyecto.

El proyecto tiene como objetivo poner en relieve la diversidad humana, cada genital es único y está elaborado a mano para capturar la fragilidad y belleza que esconde cada uno de ellos”, escriben desde No More Cutting.



El proyecto surge de la iniciativa de Mandy Smith, directora del Papersmith Studio de Amsterdan, en colaboración con la artista del papel Oksana Valentelis, la fotógrafa Kyla Elaine y con la participación de Random Studio.  


Actualmente la colección de No More Cutting atesora 81 piezas de arte y juega con la idea de cortar sin mostrar genitales mutilados



No More Cutting también pretende ser una plataforma visual donde las chicas jóvenes puedan explorar cómo son realmente los genitales femeninos. “Si solo se fijan en esas vaginas de diseñador que hay ahí fuera, podrían pensar que algo está mal con las suyas”, reconoce Smith.

Cada figurita está modelada basándose en una vagina real y el equipo espera conseguir más de 1.000 de cara a una exposición que se celebrará el próximo año coincidiendo con el Día de la Mujer.



Pero el proyecto no quiere ser solo una plataforma de visibilización, sino una iniciativa con la que recaudar dinero para acabar con la MGF.  

Aquellos que apoyen la causa pueden comprar insignias de vaginas hechas a mano a través de la página web del proyecto. Todos los beneficios irán destinados a la asociación de derechos humanos Equality Now.

Además, las mujeres mayores de 18 están invitadas a participar de una forma más personal en el proyecto: todo el que quiera puede subir fotos de sus vaginas de forma anónima en la web No More Cutting.

Vaginas que serán convertidas en pequeñas obras de arte en papel que buscan visibilizar la belleza de la diversidad.





share