Actualidad

El Niño Gilipollas vuelve para hablar de su libro

José Antonio Bautista (JAB en el mundo del cómic) lanza en Verkami el primer cuaderno de su personaje más famoso: 'El Niño Gilipollas Que Quería Volar'

Todo empezó hace 15 años, cuando José Antonio Bautista (conocido como JAB en el mundo de la ilustración) publicaba historietas en la revista granadina El Batracio Amarillo. Una de ellas llevó por título La historia del niño gilipollas que quería volar, que es en sí misma un chiste y que de forma automática apela al gran público: “Se materializó en personaje casi sin quererlo. No sé si fue la combinación de colores y formas simples o la aparición de la palabra gilipollas muchas veces en muy poco espacio, pero las reacciones de la gente eran dignas de estudio”.

Dos años después, JAB publicó el primer comicbook con el Niño Gilipollas como protagonista supremo y se dio a conocer en el resto del país. A lo largo de los últimos años, han sido muchas sus peripecias en Internet, y ahora, el esperado y merecido “fucksímil” del personaje crecido gracias al boca oreja digital ya está en la imprenta: el Cuaderno Gilipollas #1 se está financiando a través de Verkami.

Del bookcrossing a la obsesión por la red

“Mi humor es fruto de lo que veo, leo y oigo, ya sea por la radio, la tele, Internet, en el colegio de los niños... todo eso que tengo que digerir día a día al final se ve que lo excreto así”. JAB no parece un tipo que se complique la vida, sin embargo pocos saben que una parte esencial de la viralidad de su personaje estrella fue una campaña de bookcrossing: “Cuando creé la miniserie de animación recibía bastantes correos pidiéndome el cómic, pero no tenía más que cinco ejemplares en casa. Preparé cuatro libros con una hoja de instrucciones, los distribuí entre los seguidores y dentro del blog creé una página donde registrar el movimiento. Me consta que pasaron por Bruselas, Madrid, Valencia, Barcelona e incluso Washington”.

“Tras la aventura en papel, el niño se instaló en Internet, y ahí que vive el tío ya con los huevos negros. Hubo una temporada en la que me daba de alta en todo lo que sonara a red social”. Sin embargo, fue Instagram lo que marcó la diferencia para JAB en la difusión de sus trabajos: “Hoy en día es la red de la que más feedback obtengo”. De hecho, si le preguntamos por las viñetas más exitosas del Niño Gilipollas, JAB tiene una respuesta bien clara: “El lector interactúa más con los chistes que hacen referencia a elementos de la cultura popular actual fácilmente identificables, o al entorno en el que publico, que no es otro que las redes sociales. Por ejemplo las viñetas que homenajean series como Hora de Aventuras o chistes como el que se ve al niño persiguiendo al pajarito de Twitter. Personalmente me gustan los más surrealistas e imbéciles”.

El Niño Gilipollas nos hace sonreír sólo con oír su nombre porque, según JAB, “gilipollas somos todos, unos más que otros”, pero todos llevamos dentro un niño que debemos alimentar con sueños y metas, “por más cabezazos que nos peguemos contra los obstáculos”.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar