PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estados Unidos niega la entrada a estas genios adolescentes de la robótica por ser afganas

H

 

Iban a participar en un concurso internacional que podría propulsar sus carreras, pero se han topado con el veto migratorio de Donald Trump

J.C.S.

03 Julio 2017 17:21

Donald Trump acaba de romper el sueño de un grupo de adolescentes afganas con un futuro prometedor en la robótica.

Debido al veto migratorio que implantó en enero –que restringe en gran medida la entrada de inmigrantes a Estados Unidos–, seis jóvenes de Afganistán no han podido asistir al Desafío FIRST Global de robótica (FIRST Global Challenge), que se celebra en Washington del 16 al 18 de julio.

Para conseguir el visado en la embajada estadounidense, las chicas tuvieron que recorrer un camino peligroso de 500 kilómetros, desde la ciudad de Herat hasta la de Kabul. Pero cuando llegaron se llevaron una gran decepción: el visado les fue denegado sin motivos explícitos.

Team Afghanistan at work.

FIRST Global

Por supuesto, no son las primeras en ser rechazadas sin razones aparentes. En el mes de mayo solo se concedieron 112 visados a personas afganas. Una gran diferencia frente a países como Irak (donde se otorgaron 780) o Pakistán (4.076).

“Queremos desarrollar y explorar nuestras mentes y nuestra creatividad y, quizás, así poder revelar el genio que todas llevamos dentro. Esta oportunidad nos permite inventar, diseñar y crear cosas que pueden ser de ayuda para nuestra comunidad, para nuestras vidas y para nosotras”, explicaban las jóvenes en la web oficial de FIRST Global antes de saber que no les dejarían entrar en EEUU.

Según Roya Mahboob, la responsable del equipo, las chicas “lloraron durante todo el día” después de saber que no podrían viajar a EEUU. Al fin y al cabo, la oportunidad para la que habían estado trabajando durante años se había esfumado en un abrir y cerrar de ojos.


Lo más curioso es que, al tratarse de un evento que da voz a países en vías de desarrollo, otros equipos de países cercanos sí consiguieron el visado, como es el caso de varios equipos de Sudán y uno de refugiados sirios.

“Estas niñas son unas valientes”, ha declarado Joe Sestak, presidente de FIRST Global. Pero la única solución que han hallado es enviar su proyecto sin acompañantes. Es decir, el robot irá a Washington, pero no sus creadoras.

share