Actualidad

Netflix prepara un nuevo envite contra los cines

La plataforma planea estrenar 'grandes' películas a la vez que los cines, proyecto que ha despertado las reticencias de los propietarios de salas

Netflix ha dado este año un paso de gigante al ofrecer por primera vez en su historia series de televisión de producción propia. ahora parece la plataforma de streaming on demand está jugando con la misma idea pero aplicada a las películas. Este verano la compañía anunció que empezaría a gastar dinero en la adquisición de derechos de filmes modestos (documentales y especiales de comedia) que debutarían en su servicio. Pero ahora, por la cabeza de sus directivos, ronda la idea de meterse de lleno en el mercado de los “grandes estrenos”, que aparecerían tanto en Netflix como en los cines al mismo tiempo.

Durante una reunión de beneficios celebrada la semana pasada, el jefe de contenidos de la plataforma, Ted Sarandos, habló al respecto y dijo que los inversores deberían “tener una mentalidad abierta sobre cuáles serían esas películas y cómo se verían”. Este fin de semana se ha mostrado aún más explícito en un discurso en Film Independent, la ONG detrás de los Spirit Awards. Ahí dijo que Netflix podría empezar a entregar nuevas películas a sus suscriptores al igual que está haciendo con sus series de televisión propias.

“Lo que intentamos hacer para televisión es un modelo que podría extenderse perfectamente a las películas. Lo que quiero decir es, ¿por qué no estrenamos películas en Netflix el mismo día que en los cines? Y no pequeñas películas; hay muchas maneras, y mucha gente para hacer eso. ¿Por qué no grandes películas? ¿Por qué no seguir los deseos del espectador de ver las cosas que quieren ver? Es lógica buena. Y es difícil de imaginar cómo funcionaría”.

Sarandos quiere demostrar que se puede hacer y presionar a Hollywood para que se adapte a este cambio. Tal y como apunta, ya es posible ver películas de arte y ensayo en casa, a través de distribuidores como Apple o Time Warner Cable al mismo tiempo que en los cines, y a veces incluso antes. Pero la mayoría de películas importantes de Hollywood siguen un proceso muy rígido en el que primero pasan por los cines, luego son ofrecidas en DVD y Blu-Ray y a través de servicios bajo demanda, y finalmente a televisiones de pago (y a veces a Netflix).

Los estudios de cine han expresado su deseo de modificar estas ventas para que las películas puedan migrar más rápidamente de los cines a otros sectores, pero los propietarios de las salas se niegan en rotundo. Y parece difícil que vayan a cambiar de opinión.

Aún tendremos que esperar para ver qué es lo que Sarandos entiende por “grandes” películas, pero está claro que tiene un problema si se quiere enfrentar con sus distribuidores.

Puedes ver su discurso completo en el vídeo que os dejamos bajo estas líneas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar