PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La NASA anuncia una misión al Sol

H

 

En 2018, una nave se acercará lo máximo posible a la estrella para entender las amenazas de un evento solar

PlayGround

31 Mayo 2017 18:05

La Nasa prepara la que puede ser su misión más osada y suicida: ha anunciado que lanzará una nave espacial hacia el Sol entre el 31 de julio y el 19 de agosto.

La operación, bautizada como "Parker Solar Probe", consistirá en un viaje de siete años hasta que la sonda llegue a 5,9 millones de kilómetros del astro. Una distancia que, aunque pueda parecer abismal, es ocho veces más cerca que lo que está Mercurio del Sol, el planeta que vio devastadas su superficie y su atmósfera por las ardientes llamaras solares.

Nunca antes se había planeado aproximarse tanto -la sonda Helios 2 se quedó a 43 millones de kilómetros en 1976- pero hay motivos suficientes para esta exploración. "No hacemos esto sólo por la ciencia básica", remarcaba en comunicado la Agencia Espacial.

Desde que en 1958 Eugene Parker, astrofísico al que se le ha rendido homenaje, desarrollara su teoría sobre el viento solar han quedado sin respuesta todas las preguntas acerca de nuestra estrella. Y nuestras sociedades necesitan saber en un constante cambio que depende cada vez más de la tecnología.

Según señalaba en un estudio la Academia Nacional de Ciencias, un enorme evento solar producido sin previo aviso "podría causar dos billones de dólares en daños en Estados Unidos y la costa oriental del país podría estar sin energía durante un año".

"Con el fin de desbloquear los misterios de la corona, pero también para proteger de las amenazas del clima espacial a una sociedad que es cada vez más dependiente de la tecnología vamos a enviar Parker Solar Probe a tocar el sol", concluían.

Para proteger a la sonda de un infierno en el que se alcanzan 1.400ºC y de la intensa radiación, se ha diseñado un nuevo escudo térmico de 11,43 cm de fibra de carbono. Detrás de ese escudo, habrá unos sensores que se encargarán de medir el flujo de energía que ayuden a explicar el más intrigante de los misterios: por qué la corona solar, la atmósfera del Sol, es más caliente que la propia superficie.

Otras cuestiones serán comprender cómo se aceleran los vientos solares, cuáles son las partículas más abundantes en esos flujos de aire o determinar la estructura y dinámica de su plasma. Como además la sonda llevará una cámara, tomará fotografías que nos descubran a la estrella como nunca antes.

"La nave explorará la atmósfera exterior del sol y realizará observaciones críticas que responderán a viejas preguntas sobre la física de cómo funcionan las estrellas", ha manifestado la Nasa.

"Los datos resultantes mejorarán las previsiones de los grandes eventos meteorológicos que afectan la vida en la Tierra, así como los satélites y astronautas en el espacio".

Es la cuenta atrás para iniciar el viaje más extraordinario que jamás se ha hecho.

share