Actualidad

Nápoles perseguirá a los perros que se cagan en la calle con análisis de ADN

Es la única solución para identificar aquellos dueños de canes que dejan los zurullos impunemente, y poderles clavar así hasta 500 euros de multa

No hay nada más desagradable que ir por la calle y encontrarse un zurullo de perro ahí tirado. Si ya lo pisas -evidentemente por error, la suerte se encuentra, no se busca aplastando mierdas con el zapato-, entonces ya es para liarse a hostias con el dueño del animal y hacerle tragar grumo a grumo el contenido completo de la deposición escatológica. Pero, ¿cómo encontramos al dueño? Aunque últimamente los propietarios de canes han avanzado mucho en su compromiso cívico para con los vecindarios de las grandes urbes, y cuando sacan el chucho a que haga sus necesidades siempre van provistos de una bolsa de plástico para retirar el ñordo de los bordillos y depositarlo en las papeleras, todavía hay mucho guarro que, amparándose en la nocturnidad o la soledad de las esquinas, deja el cuerpo del delito a la vista. Todavía es normal pasear por ahí y avistar, cual ovni apestoso, un truño cánido todavía caliente y recubierto de moscas. Y eso da un asco infinito.

Resulta que dejar una caca a la vista en la calle es motivo de multa, pero lo difícil es localizar al infractor. Con las cámaras de vigilancia no basta. ¿Cómo se resuelve esto? En la ciudad de Nápoles están poniendo un marcha un método que puede ser revolucionario: consiste en establecer una brigada callejera que se paseará por la ciudad a la caza y captura de la hez, que una vez localizada será presta a identificar con un análisis de ADN, como recientemente explicaba el New York Times. Gracias a este sistema, se sabrá a qué perro pertenece el pino plantado en la acera, y así se le podrá poner al dueño una multa de hasta 500 euros por comportamiento incívico. Evidentemente, todos los perros deberán ser identificados en un registro con su ADN particular y asociados a un dueño que correrá con los costes de las multas. Siempre existirán perros clandestinos, pero esos también pueden ser multados. Es la mejor solución que se ha encontrado para liberar nuestras calles de la tiranía del ñordo, y si funciona se extenderá al resto del mundo civilizado.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar