Actualidad

Nacidos en los 90: así son los niños salvajes de la literatura

La juventud es exceso. El exceso es literatura. La literatura es Internet

Xavier Sirés tiene dieciséis años, y no es Rimbaud. Óscar García Sierra tiene diecinueve años, y no es Rimbaud. Vicente Monroy tiene veinticinco años, y no es Rimbaud. Afortunadamente, ninguno de ellos es otra versión pomposa del poeta francés adolescente cuyo nombre tantas veces sale a relucir cuando a alguien le da por hablar de la literatura joven. Rimbaud lleva desaparecido muchos años, y su sombra sigue proyectándose con demasiada fuerza sobre las voces emergentes de todo el mundo. Lo hermoso del francés, es que él era una excepción. Pero lo hermoso de este grupo de nuevos escritores surgidos de Internet es que en su conjunto, también son la excepción. Por eso Sirés es sólo Sirés, y Sierra es sólo Sierra, y Monroy es sólo Monroy, aunque cuando están juntos se conviertan en los niños salvajes de la literatura.

Ellos no son los únicos. Ahí fuera hay toda una verdadera comunidad de lectores y escritores entusiastas que tienen en común haber nacido con el corazón dividido entre lo analógico y lo digital. Escritores que han tomado Internet como plataforma, y que desde ella crean, luchan, promueven y comparten. No hay egoísmo aquí; tampoco egolatría. Lo que corre por sus venas es absoluta novedad y afán de descubrimiento. Más allá de los autores de la tantas veces mencionada Alt Lit, parece que en el panorama hispanohablante hay cada vez más figuras sobresalientes de esta nueva ola venida de la red. Los casos más célebres podrían ser los de Didier Andrés Castro (Colombia), Caterina Scicchitano y Malén Denis (Argentina) Kevin Castro (Perú) o Jesús Carmona Robles y Augusto Sonrics (México), sin embargo, y aunque pareciera más difícil quizá debido a la tradición, en España también podemos encontrar nuevos nombres, nuevas estrellas y nuevas maneras de hacer.

Nacidos alrededor de 1990, Xavier Sirés, Óscar García Sierra y Vicente Monroy son tres autores bien distintos, aunque hasta la fecha tienen algo en común, y es que sus obras pueden encontrarse principalmente en Internet . El papel no les ha hecho ninguna falta para darse a conocer, y sus proyectos online son cada vez más sólidos y reconocidos dentro y fuera de nuestras fronteras.

Xavier Sirés

Nació en Barcelona en 1998, un par de años después de que lo hiciera una de las más grandes celebridades de su generación, Tavi Gevinson. Tiene casi cien mil seguidores en Twitter, y un blog muy visitado. Sirés empezará bachillerato de humanidades en unas semanas, pero lo cierto es que seguro que él es un alumno aventajado: sus referentes, su manera de escribir y su ambición son elementos que pocas veces encontramos en alguien de su edad. A Xavier se le puede seguir en casi todas las redes sociales y últimamente, incluso, se le puede escuchar y ver en su canal de Youtube.

Óscar García Sierra

Si existe una Alt Lit en español, es posible que Óscar García Sierra se convirtiera en nuestro Ben Brooks o en nuestro Spencer Madsen particular. Nació en León en 1994 pero reside en Madrid. Su poesía 100% nueva sentimentalidad, y está plagada de referencias pop, de dolores adolescentes y de energía. Aunque en España su nombre aún no es demasiado conocido, fuera de nuestro país se ha convertido en una estrella. Desde Estados Unidos, Argentina o Perú, los jóvenes lectores admiran su trabajo como escritor y como traductor, el cual podemos seguir a diario en su Tumblr.

Vicente Monroy

Nadie se mueve mejor en la red que Vicente Monroy. Este toledano nacido en 1989 es estudiante de Arqutectura en Madrid, y según la periodista María Yuste, también es “el Eminem de nuestras letras”. La ironía es una de las cosas que inunda su obra, tanto en el contenido de esta, como en su continente. Monroy acaba de publicar el libro :OOO, un ebook que puede descargarse gratuitamente como la mayoría de sus trabajos. Para promocionar su ebook, el autor optó por una fotografía de él mismo sin camiseta, sujetando una sierra y animando a la gente a algo muy sabio: “ respeta los bosques, consume ebooks”

¿Quién dijo que la poesía no podía ser joven, divertida, sincera y descarnada?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar