PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Así es como Le Pen ha utilizado el género para renovar la imagen del Frente Nacional

H

 

Durante esta campaña muchos la han visto más como mujer trabajadora y como madre que como islamófoba, antieuropea y antisemita

alba losada

05 Mayo 2017 17:27

Marine Le Pen es racista, antieuropea, antisemita y mujer. Una última particularidad que, a pesar de que para muchos ha quedado eclipsada por las otras, le ha ayudado a ampliar su electorado durante la campaña presidencial, según apuntan analistas políticos.

"Ella ha estado en la política durante tanto tiempo que es un poco como Hillary Clinton. Pero nos olvidamos de que es una mujer", dijo a The New York Times un colaborador del rotativo francés Le Figaro, Eugénie Bastié.

Sin embargo, en esta ocasión su equipo de campaña se ha propuesto mostrar a Francia la mujer que es. Esta evidencia se ve reflejada en el actual cartel electoral en el que esa mujer con autoridad, que levanta la voz a hombres como Emmanuel Macron y que defiende a los franceses con pasión – aunque sea cogiendo la islamofobia como bandera –, aparece con una postura femenina mostrando sutilmente un muslo y ofreciendo una dócil sonrisa.

Una dualidad de su personalidad que ha sido percibida por algunos de sus partidarios. Romain Lamiot, la llegó a describir al mismo rotativo como "la que navega por el mar con los pescadores y la que puede beber una cerveza con los granjeros". 

                                                                                                                                                                               Getty Images

Otros han podido sentirse atraídos por sus discursos de odio porque es un referente como mujer trabajadora que ha superado los obstáculos que impiden a muchas otras saltar a la esfera política. El famoso techo de cristal. Aunque, en parte, lo consiguió con la ayuda de su padre y fundador del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, ella forma parte del 27% de mujeres que están en la Asamblea Nacional francesa.

Le Pen también ha sabido utilizar muy bien su maternidad puesta a servicio de su campaña política. Sin ir más lejos, en el vídeo de su campaña comparte uno de sus lados más íntimos ojeando fotografías de sus hijos. Ellos le han servido para justificar sus políticas alegando que “como todos los padres me preocupo cada día por el estado del país y del mundo que dejaremos a nuestros hijos”.


Una postura materna que, junto a la de mujer, le han sido muy útiles para renovar la imagen del Frente Nacional, como dijo a The New York Times la profesora especializada en comunicación política de la Universidad de Versalles-Saint Quentin, Christian Delporte. "Lo que me llamó la atención es que hasta los periodistas comenzaron a referirse a ella como Marine, no Marine Le Pen. Nos hizo olvidar grandes temas como la inmigración”, señaló al rotativo.


Los analistas indican que la figura de Le Pen como madre y mujer trabajadora ha sido muy útil para mostrar otra imagen del Frente Nacional



A pesar de que fue capaz de llegar a otras mujeres a través del reportaje de cuatro páginas de una revista feminista francesa bajo palabras como, “quiero defender a todas las mujeres”, hay otras que la tachan de oportunista.

Hace unos pocos días, mientras Le Pen se proclamaba "la candidata de las mujeres", una manifestación feminista salía a la calle para dejar claro que el género no iba a hacer cambiarlas de opinión. A su vez, en Twitter nacía el hastag #FemmesAvecMarine (Mujeres contra Marine) para denunciar que la líder autoproclamada de las mujeres no dedica más de tres líneas en su programa electoral para defenderlas: exigir la igualdad de sueldos, fomentar las familias numerosas y proteger las libertades de las mujeres de las tradiciones islámicas.

Como dijo al mismo rotativo la que fue ministra en el gobierno de Nicolas Sarkozy, Nathalie Kosciusko-Morizet, "no está defendiendo ni promoviendo los derechos las mujeres, está promoviendo a una mujer solamente: ella misma".

share