Actualidad

Morrissey reacciona a la muerte de Margaret Thatcher

“Thatcher fue un espanto sin un átomo de humanidad”, afirma el cantante

La agenda informativa internacional de ayer estuvo dominada por la muerte de la “Dama de Hierro”, la exprimer ministra británica Margaret Thatcher. Las reacciones a su deceso no tardaron en llegar. Tampoco los análisis sobre su personalidad y su legado político. Y Morrissey, personaje genuinamente británico de sobra conocido por sus polémicas opiniones sobre la monarquía y el estamento político de su país, no ha querido pasar la oportunidad de expresar su parecer.

A través de las páginas de The Daily Beast, Moz se despacha a gusto con la Thatcher, poniendo negro sobre blanco una opinión que muchos ciudadanos británicos comparten, pero que casi nadie se atreve a enunciar desde el frente político o diplomático o desde los medios de comunicación más representativos. He aquí sus palabras:

“Thatcher es recordada como la Dama de Hierro solamente porque poseyó características completamente negativas como su persistente tozudez y su resuelto rechazo a escuchar a los otros.

Todos los movimientos que hizo estuvieron cargados de negatividad; ella destruyó la industria manufacturera británica, ella odió a los mineros, odió las artes, odió a los luchadores por la libertad de Irlanda y permitió que murieran, odió a los ingleses pobres y no hizo nada para ayudarles, odió a Greenpeace y a los protectores del medio ambiente, fue el único líder político europeo que se opuso a la prohibición del comercio de marfil, carecía de sentido común y de amabilidad e incluso su propio consejo de ministros la acabó echando. Ella dio la orden de volar El Belgrano incluso cuando estaba fuera de la zona de exclusión de Malvinas -¡y navegaba alejándose de las islas!-. Cuando los jóvenes argentinos que tripulaban el Belgrano habían sufrido la más horrible e injusta de las muertes, Thatcher levantó el pulgar en señal de satisfacción para la prensa británica.

¿De hierro? No. ¿Brutal? Sí. Odió a las feministas incluso cuando el movimiento por la liberación y el progreso de la mujer fue determinante para el el hecho de que los británicos aceptaran que su primer ministro pudiera ser una mujer. Pero por culpa de Thatcher, nunca más una mujer volverá a estar al frente de la política británica, y más allá de abrir esa particular puerta para otras mujeres, ella la cerró.

Thatcher sólo será recordada con cariño por los sentimentalistas que no sufrieron bajo su liderazgo, pero la mayoría de los británicos trabajadores ya la han olvidado, y la gente de Argentina celebrará su muerte. En verdad, Thatcher fue un espanto sin un átomo de humanidad.

MORRISSEY”

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar