Actualidad

Morir o pudrirse en la cárcel, únicas salidas para el asesino racista de Charleston

Mató a nueve afroaericanos en junio de 2015

En junio de 2015 mató a nueve afroamericanos en una iglesia de Charleston, en Carolina del Sur.

Este jueves, el joven supremacista blanco Dylann Roof fue condenado por crímenes de odio en un jurado federal. Y sólo tiene dos caminos posibles hacia su muerte: la pena capital o pudrirse en la cárcel.

El asesino de 22 años, que reconoció sus crímenes a la policía, disparó 70 balas y 60 alcanzaron a víctimas. Antes de llevar a cabo su matanza, asistió con sus víctimas a una misa en la Iglesia Madre Emanuel, lugar simbólico para los afroamericanos.

"Estáis violando a nuestras mujeres y estáis tomando el mundo", exclamó durante la matanza, según afirmó en el juicio una de las supervivientes, que perdió a su hijo de 26 años, informa El País.

En enero, Roof será juzgado por un jurado estatal que podría condenarlo a muerte.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar