PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Hombres o mujeres? Adivina quién tiene más probabilidad de morir por un selfie

H

 

49 personas han muerto desde 2014 por hacerse una autofoto

Juan Carlos Saloz

27 Febrero 2016 11:39

Hacerse un selfie es cada vez más peligroso. La locura ya no solo consiste en utilizar aparatos que nos hacen sentir ridículos, sino en fotografiarse en situaciones arriesgadas que nos llevan, en muchas ocasiones, a la muerte.

Desde 2014, 49 personas han muerto mientras se hacían un autofoto. El estudio revelado por priceonomics deja ver hasta qué punto nos llega a obsesionar esta práctica. Y es que, en una semana, la palabra “selfie” se menciona unas 365.000 veces en Facebook y 150.000 en Twitter. 50 millones de resultados aparecen si buscamos su hashtag en Instagram, y eso que no todas estas fotos van acompañados de él.


Loading the player...


El perfil de la víctima se ajusta a una persona de 21 años de edad



Según el estudio de medios que han realizado en la página web, el perfil de la víctima se ajusta a una persona de 21 años de edad, algo lógico teniendo en cuenta que pertenecen al grupo demográfico que más fotos se hacen de este tipo. Hasta un 27% del total tenía esta edad cuando murió haciéndose un selfie, bastante por encima del 11% del segundo puesto (20 años).

Sin embargo, lo más llamativo del estudio es la división entre sexos. 36 de los 49 fallecidos (un 75%) fueron hombres. Aunque las mujeres se hacen muchos más selfies que los hombres, parecen ser más precavidas a la hora de no perder la vida con esta práctica.



Pero, ¿cómo puede morir alguien haciéndose un selfie?

Esta pregunta también ha sido contestada en el estudio. Un tercio del total murió por caer desde grandes alturas –como un acantilado o un edificio– mientras se hacía una foto con el paisaje a su alrededor.

La práctica, más seguida por hombres que quieren mostrar su valentía en las redes sociales, ha sido estudiada por la Universidad de Ohio. Y las conclusiones no pudieron ser más claras: “Los hombres que suben selfies con más frecuencia suelen sacar la puntuación más alta en rasgos de narcisismo y psicopatía”.

Pero tampoco existe el mismo porcentaje en todos los países. Según el análisis, 19 de las 49 personas (un 40% del total) murieron en La India. Puede ser un dato lógico teniendo en cuenta su gran población. No obstante, si extrapolamos el dato deberíamos obtener un resultado parecido en países como China. Y, sin embargo, allí solo se ha registrado una muerte.


"Los hombres que suben selfies con más frecuencia suelen sacar la puntuación más alta en rasgos de narcisismo y psicopatía"




¿A qué se debe, entonces, este desorbitado número?

En el estudio comparan este dato con el número de ahogamientos en el país, una tasa muy alta en comparación a la media: 86.000 personas al año. Si a las inundaciones y semejantes les sumas un adolescente haciéndose un selfie, no es de extrañar casos como los que ocurren.

Por ejemplo, en marzo de 2015 siete niños se ahogaron después de que volteara su barco al despistarse el piloto mientras tomaba una foto. Y cuatro más murieron en el Canal de Narmada al caer fuera de la embarcación mientras se hacían otro selfie.

19 de las 49 personas (un 40% del total) murieron en La India

Sin embargo, la mayor causa es su cultura popular globalizada. Los medios de comunicación de La India son muy propensos a sacar historias sobre selfies de riesgo y celebridades, lo que impulsa a imitar conductas que llevan a problemas como este.

Todo ello ha provocado que se tomen medidas al respecto. En la ciudad india de Bombai han declarado hasta 16 zonas donde está prohibido hacerse un selfie. Son lugares lógicos, como al lado de animales peligrosos, delante de un tren o en un tejado. Pero por causas como esta muchos han perdido la vida.


La “muerte por selfie” ya supera a las provocadas por ataques de tiburones

Rusia, segundo país del ranking, también ha lanzado una gran campaña de marketing para concienciar a los más pequeños sobre los peligros que comportan. Pero están lejos de acabar con un problema que afecta también a Estados Unidos y a España, que en proporción es uno de los países donde más se provocan estos malogrados accidentes.

La “muerte por selfie” ya supera a las provocadas por ataques de tiburones, escalar el Everest, ir en skate o practicar fútbol americano. Lo que parecía una práctica completamente inofensiva se está contaminando por la inconciencia de quienes se hacen este tipo de fotos. Pero, con la obsesión que existe por esta práctica… ¿qué esperábamos?

[Vía Priceonomics, The Guardian y Atnn]

share