PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Qué tiene Minecraft para volvernos tan locos?

H

 

Microsoft quiere hacerse a toda costa con Mojang, la compañía indie del momento

Natxo Medina

13 Septiembre 2014 10:53

Markus "Notch" Persson siempre había querido ser programador de videojuegos. Aquella era su vida y su sueño. Y sin embargo, haber trabajado en dos de las compañías más exitosas del momento en su país no había sido suficiente para él. Después de encontrar otro trabajo como diseñador web, parecía resignado a ser un diseñador indie más y dejar su pasión en hobby.

Su obsesión era crear un juego divertido, y hacerlo por sí mismo. Persson se sentía cercano a la escena indie que por aquel entonces empezaba a florecer, y a su filosofía DIY. Cada tarde, después de su jornada, se retiraba a investigar qué se cocía por la web y trabajar en su proyecto. Así nació Minecraft.

Hoy, 6 años después, Microsoft quiere comprar Mojang, la empresa que Persson creó para desarrollar su juego estrella. ¿La cantidad que se baraja? Más de 1.500 millones de euros, según el Wall Street Journal y Bloomberg, los primeros en filtrar la información.

Pero ¿por qué tanto revuelo?

Para los no familiarizados con el juego, lo primero es aclar que Minecraft es EL fenómeno indie de los últimos años.

Desde su primeros pasos en 2009, el juego creció de la nada hasta generar uno de los universos más populares entre jugadores de todo el mundo. Tras estar en modo beta dos años, se lanzó al mercado oficial en 2011. Hoy, 54 millones de copias vendidas y cientos de horas de vídeos de juego online son una de las muchas pruebas de su influencia.

La mecánica es sencilla y las posibilidades prácticamente inacabables. Cada vez que empiezas el juego, te dan un mundo para manipularlo. Recoges recursos y los gestionas para construir lo que se te antoje. Aunque tendrás que defenderte de enemigos, o acabar con ellos para hacerte con sus recursos, muchos jugadores experimentados afirman que lo más atractivo del juego es la libertad que ofrece, sujeta a la imaginación de cada uno.

Minecraft no tiene límites. Y no es broma. Como muestra, algunos ejemplos destacados:

- Naciones como Dinamarca o Gran Bretaña, tienen su réplica oficial a escala en Minecraft. Existen decenas de ejemplos de otros países (e incluso la Tierra entera) creados por fans.

- Las Naciones Unidas lo han utilizado en programas para rediseñar espacios públicos urbanos.

- Una escuela de primaria de Estocolmo lo imparte como materia obligatoria para que los niños aprendan nociones básicas de construcción y gestión de espacios.

- Por supuesto, Minecraft es terreno abonado para geeks: King's Landing, Minas Tirith, las Minas de Moria o el escenario del accidente de Lost han sido recreados con increíble detalle por usuarios del juego.

- Dentro del juego se han creado computadoras rudimentarias que funcionan para resolver operaciones matemáticas.

- Un hombre conocido como Kurt J. Mac empezó a caminar hacia el oeste dentro del juego en 2011 para encontrar sus confines. En enero de 2014 todavía seguía andando. Documentó su odisea en su propio canal de Youtube.

¿Qué ocurrirá ahora?

Desde que la noticia de la compra se hizo pública, el debate estaba servido. Más cuando, por lo que parece, fue el propio "Notch" quien habría propuesto la transacción a Microsoft. Se rumorea además que de confirmarse la compra, Persson dejaría la compañía.

Los fans se hacen muchas preguntas: "¿qué decisiones tomará esta gran compañía sobre nuestro querido juego?" El encanto de Minecraft había sido siempre su carácter abierto y su transversalidad. Ahora hay cierta inquietud por saber si Microsoft, con sus políticas de exclusividad y sus haceres de gran monopolio podrá acabar con eso.

El año pasado, Persson decía en Polygon que su principal objetivo es hacer un buen montón de dinero para no tener la presión de desarrollar un sucesor para Minecraft y poder trabajar en el futuro con más calma. ¿Es esta su jugada maestra, o una salida por la puerta de atrás?, ¿nos sorprenderá con una nueva genialidad?, ¿o será un caso más de "toma el dinero y corre"?

Es demasiado pronto para especular. De momento, con una película de Hollywood en preparación y su reciente llegada a las consolas de nueva generación, uno diría que tenemos Minecraft para rato. Lo que haga "Notch" con su vida, sólo los Dioses de la Mina lo saben.

share