Actualidad

"Tengo varios cientos de miles de seguidores y Twitter me ha censurado"

Estos son los tuits cafres de una celebridad a la que Twitter le quitó la cuenta. Bienvenidos a la historia del polémico-no-lo-siguiente Milo Yiannopoulos, tal vez la persona más repulsiva que vas a conocer este mes

Milo Yiannopoulos se denomina a sí mismo como "el supervillano más maravilloso de la internet", pero se queda demasiado corto, inocente y poco generoso para una descripción exacta de lo que es Milo Yiannopoulus. Hagámosle honor.

—Yiannopoulus comenzó a ser polémico cuando publicó en The Telegraph un artículo titulado "Los hombres somos mejores en la mayoría de trabajos tecnológicos. ¿Debemos pedir perdón por ello?".

—Yiannopoulus conecta "la cultura de la violación" con Harry Potter porque ambas "son fantasía".

—Yiannopoulus es abiertamente homosexual pero los transexuales no le caen en gracia, y por eso pide excluirlos de la comunidad LGTB.

—Yiannopoulus llama papá a Donald Trump.

Y a Yiannopoulos se le acabó tener su cuenta DE Twitter, @Nero, porque la red social se ha cansado de que el popular editor conservador de la revista BreitBart confunda libertad de expresión con mensajes ofensivos, de acoso y que suscitan odio. No es la primera vez que se le suspende por violar las políticas del servicio de Twitter, pero el caso de Leslie Jones hace que no haya vuelta atrás.

LA ACTRIZ LESLIE JONES RECIBIÓ MASIVOS ATAQUES E INSULTOS

Milo Yiannopoulus decidió que Leslie Jones, actriz de la nueva película estrenada de Cazafantasmas, sería su objetivo esta semana. Con 338.000 seguidores en Twitter, Yiannopoulus contribuyó a las críticas sobre la actriz, que a su vez derivaron en un acoso múltiple y masivo.

Twitter ya había suspendido la cuenta de Yiannopoulos por difundir mensajes xenófobos y machistas, pero lo que incendió hacia Leslie Jones hace que no haya vuelta atrás

La historia es la siguiente: Jones publicó un tweet en el que reconocía que estaba viviendo un infierno, que no merecía nada de eso, que era demasiado y que estaba muy dolida. Algo que podía haberse traducido como que necesitaba que pararan esos mensajes.

Pero no fue así.

Mucha gente siguió atacándola y le enviaron fotos especialmente desagradables.

La gente incluso a publicó tweets falsos que pretendían hacerse pasar como si los hubiera escrito ella. Y llegó un momento en el que no pudo más y anunció que dejaba Twitter.

"Dejo Twitter esta noche entre lágrimas y muy triste. Todo porque hice una película. Podéis odiar la película pero la mierda que tengo hoy encima... Mal"

A Jones le llamaron simio, le enviaron fotos de culos y recibió una imagen suya con semen en su cara

Pero había añadido también:

"Twitter, entiendo que haya libertad de expresión, pero tiene que haber ciertas directrices cuando permites que se difunda algo así. Puedes ver en los perfiles que algunas de esas personas están mal de la cabeza. No es suficiente con suspender sus perfiles. Deben ser denunciados"

Así pues, Twitter actuó contra diversas cuentas además de ir al origen: Milo Yiannopoulus.

El polémico editor, después recibir la notificación en la que se le informaba de que su cuenta quedaba suspendida permanentemente, escribió en la revista Breibat:

"Con la cobarde suspensión de mi cuenta, Twitter se confirma como un lugar seguro para terroristas musulmanes y extremistas del Black Lives Matter, y una zona de exclusión para los conservadores. Twitter, utilizando la lógica de la izquierda, me hace responsable de las acciones de fans y trolls (...) Como todos los actos de la izquierda totalitaria, les va a estallar en la cara, y me dará más fans. Estamos ganando la guerra cultural y Twitter acaba de dispararse en el pie. Este es el final de Twitter. Cualquier persona que se preocupa por la libertad de expresión ha recibido un mensaje claro: no eres bienvenido en Twitter".

Twitter, en declaraciones a TechCrunch, manifiesta claramente:

"Las personas deberían ser capaces de expresar diversas opiniones y creencias en Twitter. Pero nadie merece ser objeto de abuso online y nuestras reglas prohíben incitar o participar en el abuso o acoso que se dirige a los demás. (...) Sabemos que muchas personas creen que no hemos hecho lo suficiente para frenar este tipo de comportamiento en Twitter. Estamos de acuerdo. Seguimos trabajando duramente para mejorar nuestras herramientas (...) que permitan identificar y tomar acciones más rápidas contra el abuso".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar