Actualidad

Millie Brown, la artista que vomitó su obra sobre Lady Gaga

Saltó a la fama hace dos semanas por su colaboración con Mother Monster. Ahora el mundo la acusa de glamurizar la bulimia

Millie Brown es la chica inglesa que vomitó sobre Lady Gaga en el concierto de South by Southwest (SXSW), en Texas, a mediados de este mes. No es bailarina, como rezan los títulos de la mayoría de vídeos de la red, sino artista.

Desde que aparecieron las imágenes que muestran a Millie metiéndose los dedos y evacuando un líquido verde fluorescente sobre la cantante, la creadora no ha dejado de justificarse.

Para muchos internautas y medios de comunicación, la performance no sólo supuso un shock asqueroso, sino que Brown y Gaga han sido acusadas de glamurizar la bulimia.

De todos es conocida la predilección de Gaga por crear pequeños cortocircuitos en nuestras sienes, por convertirse a sí misma en un monstruo que abre bocas a su paso. Gaga ha salido en defensa de Millie Brown y ha descartado que su intención fuera volver cool un trastorno alimenticio que ella misma sufrió en el pasado: “No estoy diciendo que el vómito vaya a cambiar el mundo, sólo queríamos crear”.

Puede que el debate gire entorno a la cuestión de si algo nunca visto es suficiente para ser llamado arte. Sobre lo que no hay discusión es que este tipo de acciones rompedoras generan una incomparable difusión en los medios y en las redes, un resultado tan antiguo como la publicidad: que hablen de ti, aunque sea mal.

Leche de colores

Con 17 años, Millie formaba parte del colectivo artístico WOWOW! (con sede en Peckham, Londres), y se encontraba en Berlín cuando tuvo una idea: mezclar leche con colorante alimenticio. Allí puso en práctica su idea, vomitó los pigmentos en el lienzo y dejó una profunda impresión en el público. Había creado algo bello, y había salido de sus entrañas.

Nueve años después, su obra se muestra en galerías y el público reacciona de formas muy diversas: aparece la ira, la simpatía, la risa, la alegría, el asco. Lo mismo ocurrió en Twitter a raíz de su aparición en el SXSW de Texas: “Potar no es arte, puta fea” o “Eres un trozo de mierda igual que Gaga”, fueron algunos de los mensajes negativos que Brown recibió, pero los hubo positivos (son muy fieles los Little Monsters de mamá Gaga), y también algún espontáneo se ofreció como indigesta diana. “La bulimia no es cool”, twiteó la cantante y actriz Demi Lovato, que fue víctima del trastorno. También se ha puesto en marcha una petición online que busca hacer presión para que Gaga deje de colaborar con Brown, y ya han recogido más de 11.000 firmas.

Arcadas sí, pero sin tropezones

A diferencia de Gaga, Millie Brown nunca ha sufrido un trastorno alimentario. De hecho, cuida su salud después de la elaboración de cada cuadro. Millie ha restringido su paleta de colores para que su esófago no se vea tan dañado (ha llegado a regurgitar auténticos arcoiris lácteos), y se toma un mes de descanso tras cada actuación.

Pero Millie está rodeada de contradicciones. La joven artista aborrece la leche desde su infancia, y desde que vive en Los Ángeles, hace cinco años, es vegana, por lo que ha sustituido la leche de vaca por la de soja en sus espectáculos. “Yo quería usar mi cuerpo para crear arte. Quería que me viniera de dentro para crear algo hermoso, y que fuera crudo e incontrolable. Al principio no estaba segura de si era físicamente posible”. Esas primeras veces, Millie pasaba días sin comer, porque quería vomitar colores, pero sin textura: “No creo que los trozos de alimentos dentro de la pintura sean algo bello”.

La customización estética de lo escatológico es una visión moderna no exenta de debate, pues en cierta medida sí ofrece una visión idealizada de un acto desagradable y enfermizo. Millie explica que bebe leche de forma profesional, pero que ni siquiera puede acercarse a un tetra brick: “Solo la idea de estar en la misma habitación que un capuchino me hace sentir enferma”. Como para vomitar, vamos.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar