Actualidad

Comienza el juicio contra la joven acusada de incitar al suicidio a su novio mediante sms

Antes de que el chico se quitara la vida, su novia estuvo semanas mandándole mensajes de ánimo para que lo hiciera

En 2014 , un adolescente llamado Conrad Roy se quitó la vida en un aparcamiento de Estados Unidos. Michelle Carter, su novia, llevaba semanas insistiéndole para que lo hiciera mediante mensajes de texto.

Ahora, 3 años más tarde del suceso, ha empezado el juicio que decidirá si Carter es culpable de homicidio involuntario.

En la apertura del juicio, la fiscal Maryclare Flynn mostró algunos de los mensajes utilizados como evidencia para acusar a Carter de incitar a su novio a quitarse la vida.

“Estarás feliz al fin en el cielo. No más dolor. Está bien tener miedo y es normal. Quiero decir, estás a punto de morir", escribió Carter a Roy en varios mensajes. E incluso cuando por fin el chico decidió dar el paso de terminar con su vida, Michelle Carter continuó insistiendo. Roy se montó en una camioneta, enchufó una bomba de agua y dejó que el monóxido de carbono que desprendía acabara con él. Cuando vio que los gases empezaban a hacer efecto, salió del vehículo por un momento. Pero Carter, desde el teléfono, le animó a volver a entrar y llegar hasta el final.

Carter fue acusada en 2015 pero apeló la decisión. Su caso terminó en la Corte Suprema, organismo que decidió en julio del año pasado que debía continuar el juicio.

Faith Ninivaggi / AP

Según la Corte, la “presencia virtual” de la chica en el momento del suicidio y la constante presión a la que sometió a Conrad Roy son motivos suficientes para acusarla de homicidio.

Y de acuerdo con la fiscal del caso, Michelle Carter tan solo quería llamar la atención y provocar la empatía de la gente, usando a su novio como “peón en su juego enfermizo de vida y muerte”. Maryclare Flynn mantiene que la chica quería ser conocida como la “novia en duelo” y que no dudó en incitar al suicidio a Roy para conseguirlo.

Unos duros argumentos que chocan con las alegaciones del abogado de la joven, Joseph Cataldo. Según el letrado, los textos están protegidos por la libertad de expresión y hay que tener en cuenta el historial depresivo del joven. Roy ya había intentado quitarse la vida en el pasado y Carter simplemente se limitó en apoyarle en la decisión de acabar con su vida, mantuvo el abogado. La defensa juega con la baza de que en Massachusetts, estado donde ocurrió el trágico suceso, asistir a alguien en el suicidio no es delito.

"Fue un suicidio", remarcó durante la vista el abogado de la joven. "Un suicidio triste y trágico. Pero no fue un homicidio".

La madre y la hermana de Roy, que pasaron horas con él horas antes de su fallecimiento, afirmaron que no notaron ninguna señal que indicara los deseos de morir del muchacho.

Carter renunció el lunes al juicio con jurado, por lo que será solo un juez quien escuche las declaraciones y decida su destino. La joven se enfrenta a una condena de 20 años por homicidio involuntario.

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar