Actualidad

Medicina racial: la práctica anticientífica que pervive en EEUU

Desde 1995 no hay dudas científicas de que el 99,9% de los seres humanos somos genéticamente iguales. Pero una parte de la medicina parece ignorarlo

Dorothy Roberts, en el centro, con sus padres

Cuando la socióloga Dorothy Roberts participó en un estudio genético hace 15 años, tuvo que contestar a un cuestionario en el que le preguntaban sobre su raza. El cuestionario no tenía el objetivo hacer una estadística sobre la diversidad racial de los participantes en el estudio. Más bien, lo que perseguía era orientar las conclusiones de la investigación genética tomando en cuenta la raza de los participantes.

Era el año 2000, aunque la realidad que Roberts descubrió a raíz de esa pregunta de aparente inocencia podía ser comparable a los estudios pseudomédicos de la alemania nazi o de los días oscuros de la esclavitud en EEUU. Roberts explicó en una charla TED el pasado noviembre que los estudios genéticos y la práctica médica tienen todavía en cuenta la raza de las personas.

Sí, en el año 2016.

Loading the player...

Con el descubrimiento del genoma humano en 1995, quedó demostrado científicamente que todos los seres humanos compartimos en un 99,9% el mismo código genético. Es decir, el color de la piel o la raza es indiferente. Y en el 0,01% de diferencias genéticas la raza no tiene ningún impacto. Desde entonces no quedó ninguna duda de que, para la ciencia, la única raza existente es una: la humana.

Se justifican en que simplificando por raza, obtienen conclusiones más rápido. Pero eso es una trampa. La raza no tiene absolutamente ninguna relevancia en la medicina. Es una distracción

¿Por qué entonces los laboratorios insisten en diferenciar sus conclusiones por grupos de “raza”, si es una palabra que, en sentido científico, se ha demostrado que no debería ni existir?

Roberts explica que la práctica de tratar a los pacientes en función de su raza (como identidad social) está profundamente arraigada. Es una especie de tradición sin sentido.

“Es sorprendente cómo los médicos todavía siguen basando sus análisis de sangre en función de la raza. Creen, por ejemplo, que los negros tenemos más masa muscular que los blancos y que por eso es importante la diferenciación. ¿Pero qué tiene eso que ver si yo me comparo con una culturista blanca? Claramente ella tendrá más masa muscular que yo”, dice Roberts.

La industria farmacéutica ha llegado incluso a hacer tests de fármacos solo con población afroamericana para crear nichos de mercado en el consumo de medicinas

En EEUU hay multitud de estudios y tests médicos —como los análisis de sangre— que toman la raza como baremo para extraer conclusiones sobre los pacientes.

“Muchos médicos y científicos se justifican en que simplificando por raza obtienen conclusiones más rápido, para así no tener que analizar a cada individuo en concreto. Pero eso es una trampa. La raza no tiene absolutamente ninguna relevancia en la medicina. Es una distracción”, continúa.

La diferenciación lleva, además, a que los prejuicios sociales, sin ninguna base científica, se apliquen a la medicina: “Los médicos no dan los mismos analgésicos a un negro o a un latino que a un blanco por una fractura ósea, porque existe la concepción de que los negros y los latinos aguantan más el dolor. Y no es así”, asegura Roberts.

La tradición se remonta al doctor Samuel Cartwright, que concluyó que los blancos estaban mejor dotados para actividades de dirección, mientras que los negros lo estaban para tareas físicas

La locura de la “medicina racial” ha llegado hasta el punto de que han salido al mercado fármacos como Vital, una medicina aprobada por la Autoridad Farmacéutica Federal de EEUU (FDA por sus siglas en inglés) destinada únicamente a tratar patologías cardíacas en afroamericanos. Roberts señala que esto se produce simplemente por “motivos comerciales”.

La industria farmacéutica ha llegado incluso a hacer tests de fármacos solo con población afroamericana, también por los mismos motivos, para crear nichos de mercado diferentes en el consumo de medicinas.

La arcaica concepción de la “medicina racial” se consolidó en EEUU durante el siglo XIX, en el contexto de la esclavitud. El doctor Samuel Cartwright determinó que los blancos tenían mayor capacidad respiratoria que los negros y que, por eso, tenían mayor flujo sanguíneo al cerebro. Por tanto, concluyó que los blancos estaban mejor dotados para actividades de dirección, mientras que los negros lo estaban para tareas manuales y físicas.

Muchos médicos todavía usan en EEUU una herramienta de diagnóstico inventada por Cartwright, el Mengele estadounidense

Además de eso, estableció la creencia de que, por esa razón, la gente de razas diferentes sufría enfermedades diferentes.

La atrocidad de Cartwright, una especie de Mengele estadounidense, sirvió para justificar miles de violaciones de los derechos humanos durante la esclavitud. Respaldó sus conclusiones pseudociuentíficas a través del esperómetro, una herramienta de diagnóstico que, según Roberts, todavía muchos médicos usan en EEUU. Y esa atrocidad todavía hoy justifica prácticas médicas sin fundamento científico que solo benefician a los intereses comerciales de las grandes farmacéuticas.

Roberts denuncia que lo que realmente hace que los negros tengan que tener un tratamiento médico diferente es el “encarcelamiento masivo, las condiciones de vida deplorables de los guetos o el poco acceso a la medicina de calidad”.

"La raza no es una categoría biológica que tenga importantes consecuencias para la salud; la raza es una categoría social que tiene consecuencias biológicas solo a causa del impacto de la desigualdad social", afirma Roberts.

Denuncia que desde las comunidades científica y médica solo se proponen soluciones tecnológicas en forma de nuevos fármacos, que solo sirven de parche. Ella aboga porque se adopte un compromiso firme para corregir las desigualdades sociales estructurales que perpetúan este sistema anticientífico en la medicina.

La raza no produce enfermedades. La desigualdad social sí

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar