Actualidad

McEnroe, cuatro conciertos para despedir “Las Orillas”

La banda prepara ya la grabación de su quinto álbum, con nuevos enfoques para su folk-pop melancólico, pero antes quieren despedir su disco más querido con una última tanda de conciertos especiales.

Se abren nuevos horizontes para McEnroe. A punto de entrar a grabar su próximo álbum, que se editará a mediados de 2014, están a punto de despedir uno de sus discos más queridos, “Las Orillas” (Subterfuge, 2012) con las últimas fechas de una gira que ha ido funcionando intermitentemente durante casi un año y medio. Charlamos con Ricardo Lezón, líder y vocalista de McEnroe, para que nos hable, con una proximidad encantadora, de este último viaje de “Las Orillas” y de sus nuevas ideas. Lezón aprovecha para echar la vista atrás y recordar sus dos últimos discos, a la vez que se muestra optimista con todos los nuevos proyectos que están surgiendo dentro y fuera de la banda, como es el caso de Viento Smith, formación de la que muy pronto os adelantaremos más detalles.

La gira de presentación, que recorrerá parte de la geografía nacional con conciertos tanto en grandes salas como en ambientes más reducidos e intimistas, no es un adiós propiamente dicho: McEnroe prometen volver a lo largo del año que viene con otro nuevo disco bajo el brazo del que, si bien no nos adelantan canciones, si que nos definen la atmósfera y la ideología de la que beberá el proyecto. A pesar de la distancia, el grupo sigue en plenas facultades, y así nos lo han demostrado con sus gratas palabras.

A pocos días de empezar vuestra gira por la geografía española, ¿cómo os planteáis el viaje? Estar en la carretera es emocionante, pero también muy duro. ¿Estáis preparados para compartir una vez más la experiencia en grupo?

La vida nos ha dado muchas vueltas durante este tiempo, en especial a mí, que ahora estoy viviendo en la otra punta de España. Hace tiempo que no nos juntamos y hemos tenido que improvisar un ensayo para poder ir con cierta tranquilidad. Juntarnos de nuevo en la furgoneta y salir otra vez a tocar es algo que nos apetece siempre, pero sí es verdad que esta vez es un poco diferente. Nos lo planteamos como un pequeño reencuentro, tanto físico como emocional, con lo que el grupo es para nosotros. Aunque no hace tanto tiempo desde el último concierto, sí es verdad que nos hemos alejado un poco. Creo que nos va a venir bien y sé que mantenemos la misma ilusión. Como no somos grandes músicos, esperamos que las carencias técnicas las podamos suplir con nuestra emoción.

¿Puedes explicarnos alguna anécdota divertida de vuestras anteriores giras?

Anécdotas hay miles. Han sido muchos conciertos, pero los recordamos casi todos: desde tocar la primera canción en el escenario grande de Benicàssim con mi amplificador apagado a la emoción que nos hizo parar en Valencia durante el festival Deleste, acabar bailando entre el público en Teruel o dar nuestro mejor concierto en Vigo frente a doce personas. La verdad es que hemos tenido siempre la suerte de disfrutar todo esto muy intensamente y habernos encontrado con personas magníficas.

Y el cierre del disco ¿os da pena despedirlo o tenéis ganas de empezar con algo nuevo?

“Las Orillas” va a estar ahí siempre. Nunca dejaremos de tocar sus canciones en los conciertos que vengan. Ese disco encierra un momento muy definido de McEnroe. Creo que desprende la luz que teníamos entonces y la sencillez que buscábamos. Entonces venía de un momento muy oscuro y asfixiante que se quedó en “Tu Nunca Morirás”, en sus letras y en su profundidad, y después vino el momento de abrir la ventana y empezar a ver las cosas desde otro lugar y salió “Las Orillas”. Ahora estamos en otro sitio.

Si “Las Orillas” estaba construido sobre una base de “sencillez, recuerdos y luz”, ¿qué elementos compondrían el nuevo álbum? ¿Nos podéis adelantar más detalles?

El próximo disco estará construido sobre lo que somos ahora y desde donde nos encontramos. Tenemos las canciones dibujadas, pero falta terminarlas. Ahora ni necesitamos ni podemos trabajar mucho juntos, así que el poco tiempo que conseguimos lo aprovechamos más. Solo puedo decirte que las ventanas, igual que se abren, se cierran. Sí que tenemos ganas de probar cosas nuevas en todos los aspectos, líricos y musicales. Ha llegado el momento en que tenemos cosas que decir, y eso es lo importante. Siempre nos hemos tomado cada disco como el último que hacíamos y hasta hace poco creímos que con “Las Orillas” se iba a cumplir pero de pronto todo resurgió otra vez.

¿Podemos esperar algún cambio radical? Nuevas influencias, cambio de idioma o añadir algún instrumento más… ¿O seguirá en esta línea que encandila a vuestros fans?

Lo principal es que nos encandile a nosotros, la verdad. Como te decía antes, tenemos ganas de probar cosas nuevas e incorporar nuevos sonidos, pero sobre todo de seguir haciendo canciones que nos gusten mucho. No es importante si suenan como siempre o como nunca. No vamos a forzar nada ni a cambiar por cambiar. Vamos a intentar hacer un disco que nos haga sentir bien y que cuente dónde está McEnroe.

El hecho de que viváis separados, en ciudades y provincias distintas ¿cómo os condiciona para componer? ¿Os encontráis muy a menudo?

Ahora nos condiciona muchísimo. Generalmente las canciones las hago yo, y antes vivía en Getxo. Eso nos permitía ir avanzando a los que estábamos allí. Ahora todo es más difícil, pero hemos encontrado la manera. Nos conocemos muy bien ya e incluso es emocionante ver que podemos seguir haciendo cosas y que, a pesar de lo incómodo y difícil que es, seguimos buscando la manera de seguir juntos. Nos vemos muy poco, y yo personalmente, les echo mucho de menos.

¿Qué preferís: desgranar el disco en directo o trabajarlo dentro del estudio? ¿Qué os es más gratificante?

Las dos cosas. En “Tu Nunca Morirás” hubo un trabajo inmenso de estudio y de postproducción por parte de todos y especialísimamente de Abel Hernández. Fue muy gratificante comprobar cómo las canciones se transformaban sin perder la esencia. En “Las Orillas” las canciones suenan casi igual que como sonaban en el caserío. Hemos tenido mucha suerte de contar con Abel y con Raúl Pérez en estos dos discos. Hemos aprendido mucho de ellos y también hemos disfrutado mucho.

¿Y qué os inspira? Leyendo las letras de vuestras canciones, no parecen salidas de la nada, al contrario, denotan una gran profundidad y reflexión. Además sois una banda con una larga carrera a vuestras espaldas, seguro que habéis ido evolucionando y habéis encontrado nuevas fuentes de inspiración para continuar creando.

Las letras salen de las cosas que nos pasan. Por eso te decía que cada disco es la fotografía o la sinopsis de un momento concreto. Salen de las cosas que estamos viviendo, de las conversaciones que tenemos, de cómo nos sentimos. Es cierto que llevamos mucho tiempo como McEnroe, pero también es cierto que le hemos dedicado muy poco tiempo. Desde que empezamos hemos sido de dar pocas vueltas a las cosas y es lo que nos gusta. El primer impulso es el que más nos importa. Muchas veces las letras me salen solas mientras toco la guitarra, frases que están en el subconsciente y salen al escuchar la guitarra –“para ya, tocas mal”, por ejemplo [risas]–. Es broma. Es una especie de psicoanálisis argentino musicado. En serio, también nos inspiran películas que vemos, diálogos que escuchamos, libros y artículos que leemos, historias que nos cuentan o canciones que nos llegan. Es una macedonia. Macedonia McEnroe.

¿Qué tienes en mente para trabajar con nueva banda Viento Smith? Habrá un disco que verá la luz en 2014 de la mano de Sufterfuge. Cuéntanos un poco más en qué consistirá la propuesta.

Viento Smith serán seis canciones que he grabado junto a David Cordero, el alma de Ursula, un grupo que me ha encantado siempre, y con Raúl Pérez, productor de “Las Orillas”, dueño del estudio La Mina y Nacho García, pianista y músico que ha acompañado a artistas como Marina Gallardo. David ya nos produjo “La Veleta”, canción con la que celebramos los diez años de McEnroe. Teníamos ganas de hacer algo juntos y el momento llego. Todo ha sido como una especie de cura para mí. Hacer canciones siempre me ha ayudado a curarme, o eso he creído, y haber grabado estas canciones con ellos ha sido un regalo. Estamos encantados de que Subterfuge vaya a sacar el disco y con muchas ganas de seguir haciendo cosas juntos.

¿Los otros miembros de la banda también estáis enfrascados en otras alternativas dentro o fuera del sector musical?

Si. Edu lleva años tocando la batería en Manett, un maravilloso grupo de folk rock. Olivier esta a los mandos de TERRITOIRE, su banda de electrónica y los demás siempre están enredando en otras cosas o sujetando a McEnroe para que no se desvíe.

Fechas de la Gira

22 de noviembre, Bilbao (BIME Festival)

23 de noviembre, Valencia (Sala Wah Wah)

24 de noviembre, Elche (Subway)

29 de noviembre, Toledo (Sala Pícaro)

30 de noviembre, Madrid (Independence)

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar