PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Manual para resucitar al niño que una vez fuiste

H

 

Aún no está todo perdido

Guiem Alba

28 Febrero 2015 05:59

El niño que fuimos está muerto, pero su cadáver todavía está fresco. ¿Cómo sabemos, entonces, que está muerto? La respuesta está en nosotros: la seriedad de la vida adulta nos pesa en los párpados y la vida se nos hace aburrida y cuesta arriba mientras las atravesamos con prisas. Sí, sin duda debe de estar muerto; pero somos jóvenes, y aún podemos resucitarlo.

El artista Ernest Zacharevic lo consiguió, y ahora nos grita desde las paredes: quiere que juguemos con él. Interviene espacios urbanos y los convierte en un patio de recreo, donde los niños juegan a reírse de los adultos. 

¿Por qué es importante volver a ser niños? Los adultos suelen ver la madurez como la llegada a un punto estático: dejan de crear, aparcan la curiosidad y abandonan el juego. Recuperar la actitud de la infancia significa volver a la fascinación constante por aprender.

No es una tarea sencilla pero, si quieres resucitar al niño que una vez fuiste, puedes seguir las instrucciones de este artista.

1. Niégate a ser engullido por la ciudad.

No dejes que esa seriedad gris sea parte de tu personalidad.

2. Ríete de los valores que te impusieron.

¿Qué le importa a un niño el dinero? Lo mismo que le importa que le vean llorar en público: nada.

3. Haz la ciudad a tu medida. 

Moldea tu entorno y conviértelo en el terreno de juego que necesitas para crear.

4. No pares de jugar.

En la diversión está la clave del aprendizaje.

5. Vuelve a imaginar.

Deja de ver la fantasía como algo secundario.

6. Vuelve a ser curioso.

Es la única manera de no parar nunca de descubrir.

7. No seas adulto: juega a serlo.

Quizá así los adultos recuerden la importancia de ser niño.

8. Deja de pisar sobre seguro.

No solo hay que jugar, también hay que jugársela.


El niño que fuimos está muerto, pero su cadáver todavía está fresco






share