Actualidad

Madrid plantará jardines en los techos de los autobuses urbanos

Se instalarán en las dos líneas que recorren de norte a sur la ciudad para que absorban la polución, el ruido y el calor generado

Imagen de Marco Castro Cosio diseñada para su proyecto Bus Roots

En Madrid, los autobuses urbanos se van a convertir en pequeños oasis verdes que circularán por toda la ciudad. El Ayuntamiento de la localidad va a impulsar un proyecto encaminado a plantar jardines en los techos de las marquesinas y de estos vehículos para el transporte público para mejorar la calidad del aire y conseguir que la ciudad sea más habitable.

La iniciativa pretende reducir la contaminación y las emisiones CO2 además de absorber el ruido y el calor generado. De momento se prevé su instalación en 130 paradas y en los autobuses de las líneas 27 y 34 al ser las que recorren de norte a sur la ciudad pasando por los puntos y edificios más importantes.

"Cada jardín estará formado por mallas metálicas y materiales sostenibles que puedan soportar movimientos para evitar las fugas de agua", explicó el gerente de proyecto José Antonio Antona.

Se estima que cada uno de estos jardines costará unos 2.500 euros por autobús y unos 1.000 por marquesina. El gasto en mantenimiento después sería "mínimo", según afirman los responsables.

El proyecto, llamado "muévete en verde", fue una de las propuestas más curiosas de las seis que se presentaron a la convocatoria de Funciona Madrid, un programa piloto desarrollado conjuntamente entre la administración y la Fundación Cotec. Su objetivo es que los funcionarios públicos aporten ideas emprendedoras e innovadoras que transformen la ciudad. En total se recibieron 750 iniciativas.

En este caso, con estos pequeños espacios verdes encima de los techos que se desplazan junto los ciudadanos, Madrid espera limpiar el aire que se respira. Esta semana la polución superó los niveles recomendados por la OMS y el Ayuntamiento tuvo que adoptar por primera vez el protocolo 3 de contaminación para mermar el dióxido de nitrógeno concentrado en la atmósfera. La medida supuso prohibir a los vehículos acceder a la ciudad en diferentes días alternándose los que tenían matrícula par o impar. Las restricciones al tráfico también se implementaron durante estas navidades en la Gran Vía, el centro de la ciudad, salvo para transporte público, motos y coches de "cero emisiones".

De momento se desconoce la fecha exacta de implantación de estos techos verdes que aspiran a que la localidad sea un poco más sostenible. La alcaldesa Manuela Carmena explicó que las ideas "llevan un tiempo" antes de ponerlas en marcha porque éstas son como "semillas que hay que poner en la tierra, cuidar y que a veces tardan en fructificar". Todo para que lo que luego crezca contribuya, en este caso, a llenar de un aire más saludable los pulmones de sus ciudadanos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar