PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Mad Men es una serie para nosotras

H

 

Ya han salido las imágenes de promoción del final de temporada de Mad Men, y aquí, por fin, lo que menos importan son los trajes grises

Luna Miguel

19 Febrero 2015 06:00

Las revistas especializadas en moda han amanecido eufóricas: las nuevas fotos de promoción de la última temporada de Mad Men nos regalan un escenario muy jugoso para sus comentaristas, con tops setenteros por allí, vestidos coloridos por allá y minifaldas nunca antes vistas en esta serie de culto.

Pero miremos un poco más allá de su ropa y atendamos a lo que las fotografías nos están enseñando. Allí no hay sólo telas de colores y maquillajes exagerados, lo que verdaderamente importa son sus protagonistas, y es que excepto por el omnipresente Don Draper, todas son mujeres.   

Se acabaron las escenas de testosterona humeante entre cigarrillos y copas de coñac. Se acabaron los tonos grises y las voces graves de los hombres bromeando en sus grandes despachos, que desde los primeros capítulos protagonizaban cada escena. Si en la primera parte de la séptima temporada de Mad Men el peso de lo femenino ya era brutal, en los últimos capítulos, de próximo estreno en Estados Unidos el 5 abril, su voz será indiscutiblemente la más determinante. 

Ellas mandan en la oficina, ellas deciden sobre su cuerpo y sobre su trabajo. Ellas deciden divorciarse. Ellas se rebelan ante la autoridad masculina o paterna y dan poco a poco la vuelta al sufrimiento y sexismo que sufrieron al comienzo. Ellas son el motivo por el que muchos de los fans de la serie —a veces decepcionados por su ritmo o por el devenir de su trama— sigan enganchados a las pantallas.

Desde el estudio de AMC nos adelantan sólo esta pildorita promocional. Pero por fortuna ya queda menos para que celebremos sus nuevas victorias.


Adiós a la nube gris de testosterona



share