PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Qué ha ocurrido entre Macron y Trump para que acaben de forjar una amistad?

H

 

La fecha elegida para invitar a Trump al Palacio del Elíseo no es más que una cortina de humo

alba losada

14 Julio 2017 15:01

Donald Trump apoyó a la rival de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas. El magnate republicano era del equipo de Marine Le Pen. El presidente francés fustigó a su homólogo estadounidense por sacar a EEUU del Acuerdo Climático de París, y en su primer encuentro en Bruselas un estrechón de manos evidenció que la tensión entre ambos se encontraba en su punto álgido.

Pero ahora, parece que sus diferencias se han diluido. Ayer Trump llegó a París en respuesta a la invitación de Macron para que asistiera hoy al desfile preparado para el Día Nacional de Francia. En esta ocasión, durante el acto también se ha conmemorado el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

Pero su encuentro va mucho más allá de solemnizar acontecimientos pasados. Ayer ambos mandatarios marcaron el inicio de una amistad y una alianza política que, semanas atrás, pocos hubiesen imaginado.

Es momento de dejar las diferencias de lado y unirse para hacer frente al enemigo común: el terrorismo y el Estado Islámico. Así lo expresó Macron al decir que habían conseguido discutir la manera de luchar contra "una amenaza global con enemigos que están tratando de desestabilizarnos". Por su parte, Trump añadió que su intención era planear una estrategia conjunta con la que abordar el conflicto en Siria.


Trump y Macron escenifican una gran complicidad durante la Fiesta Nacional en París

                                                                                                                                                                                             AFP

A pesar de esa clara intención de acercamiento, ambos líderes no pasaron por alto la preocupación mundial que había creado un abismo entre ambos: el cambio climático. Algo que Trump intentó enmendar alegando que había la posibilidad de que la situación diese un vuelco. "Algo podría pasar respecto al Acuerdo de París. Veremos que pasa. Hablaremos de esto en un tiempo", dijo en la rueda de prensa conjunta.

Los motivos de Macron para olvidar sus diferenciadas posturas ideológicas no se detienen aquí. Aprovechando la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Francia pretende convertirse en el principal puente entre EEUU y Europa occidental.

Como indicó Straffor, la empresa que analiza temas de geopolítica con sede en Texas, después del Bréxit Francia será aún más poderoso. Se convertirá en el único país de la UE que cuenta con un asiento fijo en el Consejo de Seguridad de la ONU y en el único con una fuerza militar de alance mundial.

"Francia ve en Trump una oportunidad para convertirse en el principal interlocutor de Estados Unidos en la Unión Europea. Esto también ofrece una oportunidad para que el gobierno de EEUU realice progresos diplomáticos dentro de la UE", afirma la consultora en un análisis.

Este conjunto de evidencias vislumbran que la fecha elegida para invitar a Trump al Palacio del Elíseo no es más que una cortina de humo. Para el mandatario francés ha sido la perfecta oportunidad para que Washington se acerque al continente en el que aún no tiene un aliado firme. Macron, el presidente jupiterino, quiere ser ese aliado. Porque eso realzaría aún más su propio poder.

share