PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Patada voladora a la pobreza en las calles de México

H

 

La lucha libre llega a los rincones más pobres del país gracias al colectivo La Caravana de Super Tarín

Juan Carlos Saloz

16 Noviembre 2015 06:00

La lucha libre, como los tacos o el Día de los Muertos, es una parte ineludible de la cultura popular mexicana. Hoy, más que nunca, la lucha ha permeado el tejido social en todos sus niveles. Niños y mayores, pobres y ricos, se sienten atraídos por su imaginario. Sin embargo, no todos los seguidores de este deporte lo tienen fácil para ver un espectáculo en directo.

El problema es el dinero. Las entradas de estos eventos rondan los 200 pesos mexicanos —unos 12€—, mientras que el sueldo medio de México son 7.000 pesos —menos de 400€—. Al ser un espectáculo fundamentalmente familiar, el coste se multiplica, haciendo que la mayoría de mexicanos no pueden permitirse llevar a los suyos a ver lucha libre en directo.

Precisamente por eso, un grupo llamado "La Caravana de Super Tarín" se ha propuesto no dejar a nadie sin lucha libre.



Solo necesitan un mercado, una plaza o incluso un vertedero para montar sus espectáculos



La Caravana de Super Tarín viaja por los barrios más pobres del país ofreciendo espectáculos en directo para toda la familia. Solo necesitan un mercado, una plaza o incluso un vertedero para montar sus propios cuadriláteros y que comience la acción.



Ofrecen representaciones en cárceles y orfanatos



Los luchadores patean los lugares más hostiles del país con el único objetivo de hacer olvidar los problemas de sus aficionados.

Ofrecen representaciones en orfanatos y cárceles sin más beneficio que la promoción, el placer de la experiencia y la sonrisa de cientos de aficionados que, por una vez, pueden ver lucha libre en directo.



Alexandre Meneghini se encarga de capturar los momentos más emotivos de los espectáculos



El fotógrafo Alexandre Meneghini lleva tiempo siguiendo este fenómeno, capturando esos momentos de ilusión que tanto niños como adultos tardarán en olvidar.

Aunque es brasileño, Meneghini lleva años cubriendo guerras y conflictos sociales por toda América, África y Asia. Con un gran número de premios de fotoperiodismo en su haber, ahora ha decidido dedicarse a retratar las sonrisas de aquellos que pasan por situaciones más complicadas que el resto del mundo.

Los golpes de los luchadores enmascarados de "La Caravana de Super Tarín" nunca habían sido más solidarios.


 

Luchadores fuertes tanto dentro como fuera del cuadrilátero

share