Actualidad

Llega el Tinder para la gente a la que no le gusta la gente normal

LoveFlutter es una app que te ayuda a ligar con gente 'interesante y poco convencional'. Porque tú no eres como los demás

Las opciones para el ligoteo online no paran de diversificarse. Las páginas de contactos se han lanzado a la especialización y cada mes vemos surgir nuevas aplicaciones dirigidas a nichos de población concretos. VeggieDate conecta a vegetarianos, Farmers Only a granjeros, TrekPassions a aficionados a la ciencia ficción y Alikewise a personas con inclinaciones literarias afines. Son plataformas pensadas para unir a gente que comparte gustos, convicciones y dedicaciones muy específicas. ¿Pero que pasa con aquellos que, aún sintiéndose diferentes a la masa, no quieren definirse en base a ninguna categoría unívoca? ¿Aquellos que prefieren a la gente rarita, de aficiones tirando a excéntricas y gustos alejados del mainstream, pero que viven su vida sin hacer bandera de nada en particular? A ellos, en teoría, va dirigido Loveflutter.

Loveflutter quiere ayudarte a ligar con gente “interesante y poco convencional”. Su apuesta busca un equilibrio entre la diversidad y el nicho. Como las plataformas citadas arriba, establecen un criterio diferenciador como medida de discriminación del público objetivo, sólo que ese criterio aquí es mucho más difuso. Porque, ¿quién fija los límites de lo que es o no convencional? ¿Cómo cuantificar un factor como la “rareza interesante” en una persona?

La gente de Loveflutter lo intentó con poco éxito al hilo de su lanzamiento como 'portal de encuentros' a principios del año pasado. En su afán de seleccionar excluyendo, se inventaron un test ridículo de 10 preguntas para cuantificar “cómo de interesantes” eran los usuarios que querían registrarse en su página, fijando un umbral mínimo que determinaba quién era aceptado y quién no en base a la puntuación obtenida en ese test. Las críticas les llovieron, y quizás por eso han suavizado su postura, eliminando esa estúpida barrera de acceso.

Cuando la personalidad pesa más que el aspecto físico

Loveflutter se reinventa ahora en forma de app, posicionándose como una suerte de Tinder para la gente a la que no le gusta la gente convencional. ¿Dónde está su factor diferencial? Loveflutter quiere que juzgues a la gente por su personalidad, y no por el atractivo físico que pueda mostrar una foto de perfil. El problema es que esa “personalidad” se muestra condensada en lo que llaman el Quirky Fact, una descripción de 140 caracteres entendida como gancho. Es esa descripción la que ha de llamar tu atención en un primer momento, y no la foto, que no se te muestra hasta que tú haces tap de manera consciente sobre el perfil de la persona que crees que te puede interesar.

Al margen de esa diferencia en la presentación de los resultados, el funcionamiento de Loveflutter es el habitual: en base a tus gustos, la app te muestra perfiles de gente próxima que tiene intereses similares a los tuyos. Tú puedes marcar con un “Like” a aquellas personas que te gustan, pero tu acción se mantiene en secreto; esas personas no son informadas de tu gesto. Loveflutter sólo permite iniciar un chat entre usuarios cuando una persona a la que tú has marcado como de tu agrado te devuelve el Like de forma espontanea. A partir de ahí, queda en mano de las partes el fijar o no una cita.

Los responsables de Loveflutter sostienen que con su app quieren celebrar el individualismo y a la gente que es diferente en el mejor sentido, pero podría argumentarse que su producto, por su propia naturaleza, contribuye a la uniformización. En el fondo, si eres usuario de la app es porque buscas pareja o quieres disfrutar de encuentros en el plano romántico-sexual, y ser “demasiado único” no va aumentar tus posibilidades de éxito, sino todo lo contrario. Es una simple cuestión matemática.

¿Celebración de la individualidad o un Tinder para hipsters basado en nuevos estereotipos?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar